▷ Dieta para estudiantes universitarios
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Dieta para estudiantes universitarios

La alimentación es un asunto que no debe dejarse al azar ni a la improvisación, y mucho menos si se trata de la alimentación de los estudiantes universitarios. Cuando hablamos de una buena alimentación y de una dieta para estudiantes universitarios, en la residencia universitaria Monteprincipe estamos al día en cuanto a las necesidades nutricionales de los residentes. Los jóvenes que estudian en la universidad y conviven en nuestros espacios, tienen servicio de comedor en la residencia.

Al emprender estudios universitarios, bien sea en el propio país o en el extranjero, por lo general los jóvenes cambian la dieta de forma considerable debido a muchos factores. Esto puede deberse a características culturales, costumbres alimenticias o el consumo de productos y preparaciones que son ajenas a la alimentación acostumbrada. Otros factores que influyen en el cambio de los hábitos alimenticios y en las dietas de los universitarios es la alteración en los horarios de clases, y la propia rutina que se haga entre estar en la universidad, convivir en la residencia y socializar con nuevos grupos de estudiantes.

Las exigencias del día a día de los jóvenes universitarios impiden en muchas ocasiones que coman con regularidad. A veces se les olvida comer durante el día y se saltan las comidas más importantes del día o, lo que puede resultar todavía peor, pasar la jornada consumiendo comida chatarra, bollería, alimentos industrializados, frituras, comidas altas en grasa y azúcar, entre otras.

Vivir en una residencia universitaria, lejos de los padres, de la rutina familiar, aumenta la posibilidad de que los jóvenes cometan desatinos a la hora de alimentarse. Por eso es importante que al cursar estudios en una universidad opten por una residencia universitaria que incluya el servicio de comedor, donde se ofrecen comidas completas, balanceadas y suficientes. Los menús de las residencias universitarias responden a la dieta de estudiantes universitarios, debido a que conocen las exigencias físicas e intelectuales de los residentes.

¿Qué dieta requiere un estudiante universitario?

La dieta para estudiantes universitarios debe contener alimentos y nutrientes que les ayuden a estudiar mejor, a responder a las exigencias de clases, a prestar atención, a tener mejor capacidad de respuesta, a mejorar su función cognitiva y su rendimiento académico.

Las rutinas diarias de los universitarios exigen concentración y capacidad de respuesta eficiente, y un desgaste tanto físico como intelectual, de allí que los requerimientos energéticos aumenten y se necesite el consumo de nutrientes.

Mantener el equilibrio nutricional es esencial en la etapa universitaria, pues el exceso o la insuficiencia de algunos alimentos puede causar un desequilibrio en el organismo, afectar sus condiciones y funcionamiento, y, en consecuencia la salud. Una alimentación balanceada que sirva de dieta para estudiantes universitarios debe contener carbohidratos complejos de liberación lenta, que dé sensación de satisfacción y evite el consumo de chucherías. También debe incluir proteínas, vegetales y frutas.

Un estudiante universitario requiere:

  • Potasio: mineral esencial en la función orgánica de transmisión y generación de impulsos nerviosos. Este se encuentra en las bananas, espinacas, acelgas, aguacates, arándanos, etc.
  • Fósforo: está presente en el envío de señales nerviosas y en la velocidad de las conexiones neuronales. Son ricos en fósforo las sardinas, huevos, mariscos, salmón, quesos, carnes magras, cacao, y en frutas como ciruelas, coco, además de higos secos, uvas pasas, dátiles, entre otros alimentos que deben incluirse en la dieta para estudiantes universitarios.
  • Yodo: ayuda a mantener una función cognitiva y neuronal eficiente. Consumir sal yodada o algas y legumbres mantendrá los niveles de yodo en el cuerpo.
  • Magnesio: esencial para todas las funciones de memoria, aprendizaje y respuesta neuronal. Este nutriente está presente en trigo, espinacas, almendras, quinua, alubias negras, aguacate, etc.
  • Zinc: contribuye en el buen funcionamiento del sistema nervioso. Los alimentos ricos en zinc son carnes magras, arroz integral, huevos, chocolate negro, semillas de calabaza, hígado de ternera, avellanas y almendras.
  • Vitamina B: es esencial en el equilibrio del sistema nervioso. Está presente en los cereales, especialmente los integrales incluyendo como avena, arroz.
  • Omega 3: refuerza la memoria y la función cognitiva. Las principales fuentes de Omega 3 son el pescado azul, aceites vegetales, especialmente el de oliva, frutos secos como las nueces, así como mariscos, aguacate, verduras y vegetales de hojas verdes, avena.

Jornada de Carnavales Residencia Monepríncipe

Algunas recomendaciones para la dieta para estudiantes universitarios

Los jóvenes que estudian deben tener en cuenta la importancia de una buena alimentación, especialmente en épocas de exámenes, exposiciones y otras exigencias académicas, pues parte de su éxito universitario depende de una dieta especial para estudiantes universitarios.

  • Por ser el desayuno la comida más importante del día, este debe ser completo, balanceado y suficiente, y nunca saltárselo, pues notará sus consecuencias en la falta de concentración, lentitud, pesadez y debilidad general.
  • Tratar de comer cinco veces al día, con comidas que incluyan verduras y frutas.
  • Evitar las porciones exageradas, pues estas producirán pesadez, sueño y falta de concentración.
  • Consumir cinco porciones de verduras y frutas al día.
  • Tomar ocho vasos de agua al día; no esperar a sentir sed, sino consumir el agua a lo largo de la jornada.
  • Evitar el consumo de alcohol y de bebidas gaseosas.
  • No abusar del café ni de las infusiones con cafeína o teína.
  • Evitar las bebidas azucaradas.
  • Alejarse de las máquinas expendedoras de chucherías, ya que estas solo proporcionan calorías vacías, sin nutrientes y con exceso de azúcar.
  • Evitar los alimentos grasosos como frituras y carnes con exceso de grasa.
  • Incluir fibra en tu dieta para estudiantes universitarios.
  • Evitar los panes blancos y la bollería en general.
  • Tratar de no consumir con regularidad postres, galletas, dulces, helados y demás productos altos en azúcar y bajos en propiedades nutricionales.
  • Escoger preparaciones ligeras, bajas en grasa y evitar el consumo de salsas.

Otras recomendaciones que deben acompañar la dieta para estudiantes universitarios es el ejercicio físico, por lo menos tres veces por semana durante treinta minutos, de manera de ayudar a mantener un estilo de vida saludable y equilibrado.

Caminatas, trote, practicar algún deporte como natación o ir al gimnasio, contribuirán a despejar la mente, mejorarán la concentración y te dará mejor capacidad de respuesta física y mental a las exigencias diarias.

COMPARTELO
Share



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *