▷ Consejos para antes de empezar el curso - Residencia Montepríncipe
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Consejos para antes de empezar el curso

Llega la edad en que has superado los estudios de bachillerato y te consigues con una de las decisiones más importantes de tu vida, la de elegir qué estudiar, lo cual es una especie de prueba interna que te somete a la reflexión.

No es fácil decidir lo que harás con tu futuro, qué es lo que significa seleccionar la carrera y la profesión de la que vivirás siendo adulto.

Pero, si ya sabes qué estudiar, y has elegido tu carrera y tu universidad, así como la residencia universitaria, se encuentran en Madrid, te queda prepararte para empezar el curso.

Algunos consejos clave para empezar el curso

Es cierto que la vida universitaria genera incertidumbres, vista desde afuera, desde la cabeza de un adolescente que aun ve con recelo eso de dedicarse durante los próximos cuatro o cinco años a una rutina totalmente extraña.

Pero lo cierto es que empezar el curso pasa por una disposición personal que solo tú debes tener si quieres asumir esa etapa de tu vida con los cinco sentidos, incluyendo además el compromiso de salir airoso de todas las pruebas que te esperan.

Y no son solo las pruebas estrictamente académicas, sino las que están asociadas a la vida universitaria, que envuelven decisiones importantes que ya no dependen de tus padres, sino de ti exclusivamente.

Permanece atento y curioso todo el tiempo

Empezar el curso significa que estarás centrado en alcanzar la meta de obtener un título universitario, lo que no significa que debas renunciar a todo lo que existe alrededor.

Recuerda que el mundo es global, y que así como se requiere de profesionales preparados para enfrentar el futuro, bien de tu ciudad o de tu país, están las posibilidades de irte a otras latitudes, para lo cual es necesario tener una visión más integral de la vida.

Por eso, no debes dejar de ser curioso, de explorar todas las posibilidades que te ofrece empezar el curso universitario; recuerda que en una universidad la vida es dinámica y tiene opciones para todos los gustos, inquietudes e intereses. No desaproveches la oportunidad de pertenecer a grupos científicos, deportivos, culturales, de fotografías, etc.

Incluso existen grupos dedicados a hacer voluntariado, tanto con personas como con animales abandonados y salvajes que pululan por las ciudades y los campus universitarios.

Estas son oportunidades de interactuar y de madurar, lo cual es útil a la hora de enfrentar el mercado laboral.

Investiga más de qué se trata todo lo nuevo

Antes de empezar el curso investiga sobre todo tu plan de estudios, las materias clave o filtro, el campus, el sistema de evaluación, así como sobre tus profesores, nivel de estudio, experiencia, etc., esa información te dará confianza a la hora de desenvolverte en las clases y de hacer vida universitaria.

Así mismo, cuando vayas a empezar el curso, explora cuál es la importancia de la carrera que estudiarás en el mercado laboral, bien sea local o internacional; investiga sobre el perfil del egresado, qué tan demandado es en el mundo productivo, de investigación, corporativo, etc.
afrontar exámenes

Elabora un plan de estudios

Si al empezar el curso aun no tienes técnicas ni hábitos de estudios, procura elaborar un plan de repaso, revisión de literatura, investigación, etc., que implique algunas horas a la semana, y así evitar entrar en pánico cuando llegue el momento de las evaluaciones.

Establece metas viables, que puedas cumplir progresivamente, de manera que vayas haciendo un hábito, estés enfocado y respondas oportunamente y con éxito a las exigencias académicas.

Trata de cumplir ese plan en la medida de lo posible, de manera que cuando esté próxima la temporada de exámenes, te sientas tranquilo, menos ansioso y tu capacidad de respuesta sea efectiva.

Estudia otro idioma

Si aún no hablas inglés, es el momento de empezar un curso, bien sea presencial, haciendo espacio en tus obligaciones académicas formales, o en línea, pues eso te abrirá más puertas y de dará ventajas competitivas en este mundo tan exigente.

Si ya hablas inglés, entonces busca literatura en ese idioma, no te quedes solo con lo que te dan en las clases y amplía la información, pero en inglés, para ejercitarlo y dominarlo a la perfección, así, cuando llegue el momento, podrás desenvolverte con más seguridad donde quiera que estés.

Cultiva la amistad

Al empezar un curso se abre un mundo desconocido que debes explorar concienzudamente, pues esta es la etapa más importante de tu vida, donde te harás de las herramientas que te servirán para el futuro.

Sin embargo, en este momento de tu vida es cuando más existen oportunidades de cultivar la amistad, pues tendrás compañeros provenientes de todo el país e incluso de otras partes del mundo, y tenerlos como amigos será siempre un valor agregado a tu experiencia de vida.

Conéctate con tus profesores

Muchas veces los estudiantes pecan de ingenuos al creer que acercándonos a un profesor nos traerá más compromisos, y sucede que entablar conversación con un docente implica saber más sobre la materia, generar más confianza en las clases, tener a mano un guía, y a un experto que despeje muchas de las dudas que tengamos.

Los profesores siempre están dispuestos a intercambiar impresiones, experiencias e intereses con sus estudiantes, siempre y cuando se mantenga el respeto y la responsabilidad de cumplir con las obligaciones a pesar de la amistad que pueda establecerse.

Aprovecha al máximo la vida universitaria

Nadie dijo que el estudiante universitario debe cumplir una agenda estricta de clases, estudios, lecturas y tareas. La vida universitaria está llena de oportunidades de conocer sobre otros temas.

Cada universidad tiene un programa de cursos, talleres, congresos, seminarios y muchas otras actividades que están a cargo de expertos, gente experimentada, famosa, especialista en temas actuales y de interés local o mundial.

Esas actividades son útiles para ampliar los conocimientos en otras áreas, entablar conversaciones y hacer contactos que puedan servir en el futuro, ya siendo profesionales y formando parte del entorno laboral.

Ten presente que empezar un curso es apenas el inicio de una etapa que dejará huella en tu vida y que será la base de lo que decidas hacer en adelante, bien sea entrar en el mercado laboral, irte a otro país, seguir estudios de postgrado o emprender tu propio negocio.

COMPARTELO
Share



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *