Día Mundial de las Ciudades, 31 de octubre - Residencia Monteprincipe
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
las ciudades

Escoger un día para celebrar a las ciudades es reconocer la importancia que tienen éstas en la vida y desarrollo del ser humano. Siempre debería ser el día mundial de la ciudad, pues en ella la gente disfruta, trabaja, pasea, conoce, se divierte y hace su vida en torno a la planificación que realizan los gobiernos que la conducen. Las ciudades son el centro de todas las actividades: culturales, artísticas, industriales, educativas, gubernamentales, etc., de allí que en ellas se sufra la contaminación en todos sus tipos: sónica, hídrica, atmosférica, visual, acústica, radiactiva, lumínica, entre otras. Pero, lejos del ajetreo y ruido de la ciudad está nuestra Residencia para Estudiantes, un lugar que invita a tener buena convivencia, a celebrar la existencia de las ciudades y a vivir en armonía con el ambiente cerca del enclave universitario.

Día Mundial de las ciudades

Con el lema “a mejor ciudad mejor calidad de vida” se designó el Día Mundial de las Ciudades en la Asamblea General de las Naciones Unidas del 27 de diciembre de 2013, celebración que comenzó en octubre de 2014. Ya son cinco años en los que el planeta celebra la existencia de las ciudades y pone sobre el tapete las reflexiones más importantes sobre los problemas que presentan las urbes.

Cada año se selecciona un tema que se torna el centro de la discusión, y que este 2018 es “Construir ciudades sostenibles y resilientes”. Un verdadero reto para quienes viven en las ciudades y para quienes gobiernan y dirigen sus aspectos urbanos, arquitectónicos y cotidianos, en general.

Atrás quedaron los años en los que las ciudades eran sitios tranquilos,  donde todos hacían vida en común sin sufrir los embates de la contaminación, la inseguridad, la sobrepoblación, las colas y el tráfico desmesurado. Hoy, cada vez son más los retos que enfrentan las ciudades, comenzando por la sobrepoblación.

Según la ONU, en los últimos años el mundo ha vivido un crecimiento urbano como nunca antes. En 2015 la población en las ciudades era de 4 mil millones de personas, y la previsión es que para el año 2030 sea de 5 mil millones. Una cifra que puede llegar a significar el colapso de muchos aspectos urbanos de no hacerse la planificación e inversión adecuadas.

Día Mundial de las Ciudades

De las ciudades dormitorio a las megaciudades

Los urbanistas y economistas han hecho clasificaciones de las ciudades de acuerdo con varios aspectos, como la actividad económica, el estilo de vida, la densidad poblacional, el uso de los espacios y la funcionalidad.

  • Las ciudades dormitorio son un concepto de ciudad contemporánea, cuya característica principal es que su población le da un uso residencial; estas ciudades carecen de puestos de trabajo bien remunerados, tienen servicios limitados y no tienen una oferta atractiva a sus habitantes en cuanto a cultura, arte y espectáculos.
  • Existen ciudades multifuncionales que se caracterizan por ser el centro de los poderes públicos al tiempo que desarrollan todo tipo de actividad productiva, económica, cultural, de ocio, artística, financiera, residencial, de entretenimiento, y dirigida a todos los habitantes.Ejemplos de estas ciudades son Buenos Aires, Madrid, Ciudad de México, Bogotá, etc.
  • También estás las ciudades industriales, donde imperan empresas e industrias que son la base de la actividad económica de los habitantes. Entre las ciudades industriales más emblemáticas están Manchester, Liverpool; Detroit, en Estados Unidos; Elda, Torrejón y Rubí, en España.
  • Ciudades intermedias, son aquellas cuya población está entre los 20 mil y 150 mil habitantes. Tienen servicios político-administrativos, públicos, educativos, y tienen una mediana oferta de entretenimiento.
  • Asimismo, existen las megaciudades, cuya característica principal es la superpoblación, la cual supera los 10 millones de habitantes. Algunos ejemplos de estas ciudades son Tokio, Delhi, Ciudad de México, Pekín, Nueva York, entre otras.
  • Igualmente, existen ciudades portuarias, turísticas, universitarias, culturales, artísticas, entre otras.

Las ciudades modernas

Las ciudades son lugares de cambios constantes, especialmente en cuanto a su densidad poblacional y a su consecuente demanda: cambiante y en aumento.

Desde mediados del siglo pasado, las ciudades han experimentado cambios drásticos y cruciales, pues la migración desde los campos agrícolas a los centros poblados significaron para éstas mayores demandas urbanísticas, traducidas en servicios, espacios públicos, seguridad ciudadana, vialidad, recolección de desechos, atención a construcciones espontáneas, entre otras.

Actualmente, las llamadas ciudades modernas, propias del Siglo XXI, tienen una agenda que, de ser desarrollada de manera apropiada, las pondrían en la cúspide de ciudades modelo cuyo centro es la calidad de vida de los ciudadanos.

  • Estas agendas tienen aspectos como la reorganización del uso de los espacios.
  • El uso de energías renovables, tanto para su parque automotor como para las industrias y fábricas que operen.
  • Ampliar los sistemas de servicios públicos de manera de atender adecuadamente esta creciente demanda, lo que significaría una proyección de crecimiento a largo plazo.
  • Los servicios deben abarcar desde el surtido de agua potable, hasta el de internet y televisión por cable, pasando por electricidad, sistemas de cloacas, vialidad, entre otros.
  • Preservar y aumentar los espacios verdes.
  • Implementar movilidad urbana sustentable en función del transporte público, de manera de hacerlo más eficiente.

Garantizar cambios que involucren a todos los habitantes

Las tareas son innumerables, si de verdad se quiere dar atención a los ciudadanos, por eso la lista continúa con acciones como:

  • Ofrecer transporte masivo que garantice el orden, la eficiencia y, en consecuencia, la satisfacción de los ciudadanos.
  • Promover el uso de bicicletas, lo que supone el rediseño de calles y avenidas para adaptarlas a ciclovías.
  • Fomentar las construcciones ecológicas, mediante ordenanzas municipales que sean respetadas hacia
  • Restaurar los espacios históricos y darles el valor de identidad que tanto reclaman los habitantes de las ciudades para mantener la memoria colectiva.
  • Promover una educación ambiental y garantizar la recolección selectiva de los desechos en función del reciclaje y del consumo consciente.
  • Y, especialmente, mantener acciones políticas, programas sociales, atención ciudadana para la reducción de las desigualdades sociales y minimización de la pobreza de los ciudadanos.

El 31 de octubre de 2018 cuando se celebre el Día Mundial de las Ciudades, procuremos considerar que el tema “Construir ciudades sostenibles y resilientes” está referido a aquellas ciudades diseñadas en función de enfrentar los cambios, afrontar los desafíos. Con políticas acordes para la superación de crisis, y con la calidad de vida de los habitantes como el objetivo principal de la agenda pública.

COMPARTELO
Share



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *