Internet de las cosas: amplía la experiencia tecnológica - Residencia Monteprincipe
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
internet de las cosas

El desarrollo de las nuevas tecnologías, y, especialmente las tecnologías de información y la tecnología móvil, han incluido en el uso del lenguaje varios términos que manejamos de manera cotidiana. Una frase que se ha hecho de uso común es Internet de las cosas, Internet of Things o IoT (abreviado). Este concepto nació en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT).

En cualquier parte donde uno se encuentre, calles, museos, cafés, universidades, instituciones públicas o privadas, residencia universitaria; se observan miles de personas haciendo uso de IoT, pues se trata de una frase que encierra un concepto referido a la interconexión digital de objetos cotidianos a Internet. Actualmente, el dispositivo de mayor conexión a la denominada red de redes es el teléfono móvil, gracias al desarrollo de programas y aplicaciones que pueden albergar estos dispositivos para ser usados en nuestra vida diaria. Así mismo, se trata de la interconectividad de unas cosas con otras más que con personas, y se espera que en los próximos años el crecimiento de su uso sea mucho mayor.

Netflix - Tablet

Hasta hace pocos años el teléfono móvil tenía un uso limitado, como llamar o recibir llamadas, enviar y recibir mensajes, consultar la hora y programar una que otra actividad. Hoy en día, el uso del teléfono celular ha rebasado las expectativas de los usuarios, y puede llegar a ser el aparato del cual dependan las personas incluso para llevar un control de lo que consume diariamente.

Una simple exploración a los teléfonos de nueva generación nos muestra el sinfín de características novedosas con las funciones que ofrecen: pantalla táctil, cámara de alta definición, grabadora de voz, pantalla de alta definición, GPS, capacidad de almacenamiento de imágenes y sonido, y un montón de cualidades más que los hacen indispensables en la cotidianidad, debido a su desarrollo imparable y acelerado.

Cada marca ha dedicado millones de dólares a la investigación y al desarrollo tecnológico, y la competencia entre cada una ha aportado avances y diseños llamativos para ofrecer a los usuarios nuevas experiencias.

Hoy en día, tanto las bondades que ofrecen estos dispositivos como el uso que se les dan han cambiado exponencialmente y ocupan un lugar preferencial y relevante en la vida de las personas, llegando a ser el medio más usado para acceder a la información.

Nos dirigimos hacia el entendimiento de la vida y de la cotidianidad totalmente conectada a Internet, de allí que el dispositivo del que hacemos mayor uso, como es el teléfono móvil, ahora nos asista en actividades como deportivas, culturales, para la cocina, la salud, organizar viajes, horas de estudio, contactar a los amigos en cualquier parte del mundo, transmitir información completa (imágenes, audio, textos) desde cualquier lugar, y hacer cualquier cosa a lo largo del día.

El Internet de las cosas, esa especie de interconexión entre los objetos y las personas, ha avanzado justamente gracias al desarrollo de la tecnología móvil debido a las opciones que ofrecen para interconectarse con otros dispositivos y tener experiencias interactivas.

Se trata de una verdadera e inédita revolución en las relaciones objeto-objeto, objetos-personas y sus respectivas conexiones con Internet, para ofrecer datos en tiempo real. Es la digitalización total del mundo físico.

Dispositivos interconectados

El internet de las cosas se refiere a cualquier objeto al que se le pueda asignar una dirección IP (Internet Protocol) y que tenga la capacidad de transferir información a través de una red.

IoT empezó su evolución a partir de la coincidencia de las tecnología inalámbricas, los sistemas micro-electromecánicos, microservicios e Internet, lo cual ha permitido que los datos generados por máquinas sean analizados para obtener nueva información e impulsar mejoras que contribuyen con la calidad de vida de las personas, el rendimiento laboral, la efectividad en las actividades, y la asertividad en resultados de tareas.

La conexión entre personas y objetos es cada vez más frecuente en el mundo actual, y la tendencia es a aumentar en la medida en que evolucionen las tecnologías.

7 aplicaciones para universitarios

Cada vez será más fácil manejar y controlar aparatos interconectados a través del móvil, como la calefacción, el aire acondicionado, las puertas de la casa, la iluminación, mediante simples clics a distancia.

Actualmente, todo ser humano está rodeado de, al menos, entre 1.000 y 5.000 objetos, y según las investigaciones de cómo ha evolucionado la interconexión, en el año 2020 habrá en el mundo alrededor de 26 mil millones de dispositivos con un sistema de conexión a Internet, lo que sugiere que el IoT debería codificar de 50 a 100 mil millones de objetos y seguir sus movimientos, y con la próxima generación y desarrollo de aplicaciones de Internet se podrán identificar todos los objetos.

Algunas aplicaciones para el consumo cotidiano son los vehículos conectados, también se aplica en el entretenimiento (juegos, apuestas), automatización, supervisión y control del hogar, electrodomésticos como lavadoras, secadoras, hornos, aspiradoras, refrigeradores que utilizan Wi-Fi para monitoreo y control remoto.

En cuanto a medicina y salud, los dispositivos de IoT pueden usarse para la observación remota de pacientes y sistemas de comunicación de emergencias. Algunos de los dispositivos pueden ser monitores de presión sanguínea, control de pulsaciones, comportamiento de implantes especializados (marcapasos, pulseras electrónicas, audífonos de alta tecnología).

Ya algunos centros de salud utilizan camas inteligentes que detectan cuando están ocupadas y cuándo el paciente trata de levantarse, pueden ajustarse de manera automática para asegurar que el paciente tenga el soporte necesario sin que intervenga la enfermera.

Otros dispositivos de IoT para la vida sana, como las balanzas conectadas, monitores cardíacos ​portátiles, dispositivos para hacer seguimiento a los signos vitales y para la administración de medicamentos necesarios, entre otros.

El sistema de transporte también ha sido beneficiado con el IoT, pues la interacción entre vehículos, infraestructura, conductores o usuarios, permite la comunicación inter e intravehicular, el control inteligente del tránsito, de la velocidad de los vehículos, estacionamientos inteligentes, cobro electrónico de servicios como peajes y estacionamientos, seguridad y asistencia en las rutas, monitoreo para la ubicación de vehículos de carga, condiciones de la carga, de las carreteras, advertencia sobre trancas, alto tráfico, accidentes, etc.

COMPARTELO
Share



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *