▷ ¿Por qué vivir en una residencia universitaria en Madrid?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
¿Por qué vivir en una residencia universitaria?

Vivir en una residencia universitaria tiene ventajas que si sabes aprovechar te beneficiarán en tus estudios y te dejarán aprendizajes y recuerdos para toda la vida. La experiencia de vivir en una residencia universitaria en Madrid es ideal para los estudiantes que deben salir de sus localidades de origen para hacer sus carreras universitarias.

Es una opción que ofrece servicios completos, posibilidades de socialización y recreación, y seguridad. Son características que le dan al joven universitario y a su familia la tranquilidad de un alojamiento confiable con el ambiente adecuado para influir de manera positiva en los estudios.

Ubicación cercana a la universidad

Las residencias universitarias están ubicadas en zonas cercanas a la universidad. La ventaja de la cercanía con el centro educativo es el tiempo que se ahorra en los desplazamientos hasta y desde el centro de estudios.

El tiempo que ahorrarás en los traslados, puedes aprovecharlo para estudiar, hacer deporte o descansar. Además, la ubicación próxima de la residencia a la universidad supone un ahorro de dinero tanto en el gasto de transporte público como de combustible si usas coche propio.

Servicio de alimentación

Vivir en una residencia universitaria tiene como ventaja que dispones de un servicio de alimentación balanceada. Alimentarte con la comida preparada en la residencia, incluso adaptada a las alergias o intolerancias, te garantiza que estás nutriendo tu organismo de forma adecuada.

La buena alimentación es esencial para rendir en los estudios universitarios. Alimentándote de manera sana y equilibrada siempre tendrás la energía necesaria para que cuerpo y mente den el máximo posible, no sufras de desconcentración ni de fatiga excesiva.

La residencia universitaria cuenta con servicio de picnic para que te lleves la comida ya lista a la universidad. No tienes que hacer un gasto adicional para comer mientras estás fuera de la residencia. Otra de las ventajas del servicio de alimentación de la residencia universitaria es el ahorro de dinero, tiempo y preocupaciones. No tiene que pensar qué vas a cocinar ni te ves en la obligación de salir a hacer la compra de ingredientes, ni invertir tiempo en preparar los alimentos.

Adicionalmente, los horarios de los servicios de alimentación te permiten organizar mejor el tiempo. Te ayudan a establecer rutinas que son beneficiosas para que logres mayor concentración y mejor gestión de las horas disponibles para realizar todas las actividades del día.

Ambiente para el estudio

El ambiente de la residencia universitaria está hecho para motivar el estudio. Existen salas comunes donde puedes estudiar o trabajar en las tareas y proyectos de la carrera. Tienes tu propia habitación con el mobiliario, servicio de wifi, comodidad e iluminación necesarios para que te concentres en tus estudios. A tu alrededor encuentras gente que está haciendo lo mismo que tú, está enfocada en el objetivo de estudiar para obtener un título universitario. Puedes encontrar gente afín con la cual estudiar en grupo, intercambiar ideas y experiencias sobre la carrera y conectar con personas con aficiones similares con quienes realizar actividades deportivas y recreativas.

Hacer amigos

Vivir en una residencia universitaria te permite conocer gente de procedencias diferentes, de otras regiones del país y del extranjero. Es gente nueva que le aporta a tu vida nuevas visiones y experiencias que enriquecen tu cultura. Personas con las que puedes incluso llegar a establecer lazos de amistad duraderos, o que se convierten en contactos con los que puedes relacionarte profesionalmente en el futuro.

Las áreas comunes, como el comedor y zonas de descanso, pero también las salas destinadas al estudio, son propicias para conocer nuevas personas. Sobre todo si eres nuevo en la ciudad, no te viene mal comenzar a hacer amigos apenas te instales en la residencia. Las personas con más tiempo viviendo en el alojamiento pueden darte consejos y orientaciones sobre la universidad y la propia residencia.

En la residencia universitaria siempre encontrarás a alguien con quien conversar, o a quien recurrir en caso de que necesites alguna ayuda o te sientas enfermo.

No tienes que preocuparte

Una de los beneficios de vivir en una residencia universitaria es que no tienes que preocuparte por hacer las tareas básicas que tendrías que hacer si vivieras en un piso compartido. Además de no tener que cocinar, la residencia universitaria provee el servicio de limpieza de la habitación, de lavado de ropa de baño y cama, y el servicio de lavandería de tu ropa.

No tienes que preocuparte por si se descompone un bombillo o un artefacto, existen personas encargadas de hacer los arreglos. Tampoco tienes que preocuparte por pagar las facturas de los servicios de electricidad, agua, gas o internet. Tienes todos los servicios cubiertos con la mensualidad que pagas por el alojamiento.

La seguridad tampoco debe estar entre tus preocupaciones. La residencia universitaria dispone de un servicio de vigilancia para que te sientas seguro.
¿Por qué vivir en una residencia universitaria?

Realizar actividad física

La residencia universitaria te ofrece las facilidades para realizar actividad física. Puedes contar con áreas verdes para entrenarte o utilizar los equipos de un gimnasio para hacer tu rutina diaria de ejercicios. Incluso hay residencias que te dan la oportunidad de contratar los servicios de un entrenador personal.

La actividad física debe ser parte de la vida del estudiante universitario. Te proporciona energía, y contribuye a mantener tu salud en buen estado. Es una práctica que te ayuda a relajarte y a despejar la mente del estrés de los estudios.

Actividades de recreación de la residencia

En la residencia universitaria se preocupan por realizar actividades recreativas que fomenten la socialización de los residentes. Son actividades provechosas porque te ayudan a conocer a otras personas, contribuyen a tu integración a la vida en la residencia, y te proporcionan un tiempo de recreación y relajación, necesario para todo estudiante universitario.

No tienes que hacer mudanza de muebles

Preferir una residencia universitaria como opción de alojamiento durante tus estudios universitarios, te evitará tener que hacer una mudanza de muebles o tener que comprarlos. Tu habitación en la residencia está equipada con el mobiliario necesario: cama cómoda, un escritorio, una silla, un armario y un gavetero. Te sentirás a gusto para descansar y estudiar.

COMPARTELO
Share



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *