Cómo triunfar en la Universidad - Residencia Monteprincipe
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
triunfar en la Universidad

La etapa universitaria es una de las más excitantes de la vida y a la vez la que requiere de mayor compromiso. Tienes en tus manos las decisiones sobre vivir en una residencia universitaria, asistir a clases, salirte del salón antes de la hora, hacerte de tu propio horario de estudios y hasta escoger con quien estudiar o pasar los momentos de entretenimiento. Atrás quedaron los mandatos paternos, la supervisión continua de los profesores y los horarios para dormir.

Sin embargo, tener esa libertad de decidir sobre lo que harás durante tu carrera puede ser contraproducente si no eliges hacer lo conveniente para alcanzar tu meta de graduarte, y para ello, es preciso que sigas algunos consejos, pues de lo contrario, te llevarás más tiempo en tu carrera o, sencillamente, tendrás que abandonarla.

Para triunfar en la universidad es necesario estar claro en la meta de graduarte en el tiempo estimado, y tomar algunas acciones que te conduzcan por la vía del éxito.

Si eres de los que aún no tienes hábitos de estudio, es tiempo de que los establezcas, sin hacer distinción entre materias, profesores o temas. El consejo es estudiar desde el principio todas las asignaturas y hacer todas las tareas que te asignen.

Para ello es necesario hacer planes de estudios considerando el tiempo que tengas que emplear entre las clases, los traslados, el descanso, las comidas, tus relaciones, estudiando en la residencia y alguna que otra salida social. Ten en cuenta que la prioridad es alcanzar el éxito en la carrera.

Si se te hace difícil establecer un plan de estudios, acude a un profesional; por lo general, las universidades ofrecen servicios de orientación a sus estudiantes; los profesionales trabajarán de la mano contigo y deberán ahondar en tus rutinas, tu alimentación, tus condiciones de vivienda, distancia de la misma, entre otros.

Consejos para tener éxito en los estudios

Evita dejar las asignaciones y estudios para última hora. Empieza a estudiar desde el primer día y trata de mantenerte informado acerca de los temas vistos en clase; nada más acertado que ampliar la información que dan en clase para entender mejor y hacerse de un amplio vocabulario referente a la materia.

Encuentra atractivos tanto en las materias como en los temas que ves en clase; siempre asocia lo visto en la universidad con la vida diaria, de manera de entender cuán útil será tu carrera una vez seas un profesional.

Hazte de un grupo de amigos con los que puedas compartir inquietudes, aclarar dudas y fortalecer y ampliar los conocimientos. Las discusiones extra cátedra entre compañeros y profesores enriquece la formación.

Aprovecha cada actividad que ofrezca la universidad, donde, por lo general organizan simposios, congresos, charlas, cine foros, talleres y un sinfín de eventos de los que puedes aprender tanto de tu carrera como de otras áreas. En estas actividades intervienen personajes reconocidos, por lo general, autores de libros, especialistas en temas que están en la palestra, al tiempo que sirven de espacio para establecer relaciones y contactos útiles para el futuro.

Piensa en qué harás después de la universidad y cómo todo lo que estás haciendo te ayudará a alcanzar la meta de graduarte y de tener éxito profesional.

Trata de tomar la mayor cantidad de asignaturas posible, estén o no relacionadas con tu carrera, pues en el futuro es probable que te dediques a otros temas o profesión que no necesariamente estén relacionados con tu especialidad.

Escucha los consejos y comentarios de tus compañeros y de otros que estén avanzados en los estudios, pero no dejes de formarte tu propia opinión sobre la universidad, los profesores, las materias, las rutinas académicas, etc.

Relaciónate con los profesores, hazles consultas en casos de dudas y pide ayuda ante cualquier inconveniente relacionado con tus estudios, la mayoría de ellos están dispuestos a colaborar y a orientar a sus estudiantes. Si tienes posibilidad, búscate un mentor que te ofrezca consejos, te ayude en las clases y hasta te ubique en una pasantía.

Haz tantos amigos como puedas, pues con ellos pasarás buena parte de tu etapa universitaria. Si logras pequeñas metas como superar pruebas, salir bien en las exposiciones o mejorar tu índice académico, prémiate con una salida a comer o a compartir con tus compañeros, el cuerpo y la mente lo agradecerán.

No olvides, además, hacer una rutina de ejercicios, aunque sea una caminata diaria de 40 minutos, durante los cuales podrás tener la mente trabajando buscando salidas a algún problema o dando con la respuesta acertada a cualquier duda.

Otra forma de aprovechar la universidad es formando parte de clubes y organizaciones dedicadas a actividades fuera de las aulas, como los científicos, deportivos, culturales, de entretenimiento, de exploración, baile, oratoria, emprendimiento, fotografía, gerencia y toda una gama de temas que están a la orden del día.

Creando hábitos de estudio

Tu paso por la universidad requiere que establezcas hábitos de estudio. Si bien es cierto que cada quien estudia a su manera, también es cierto que es necesario tener hábitos, no importa si éstos incluyen encender el televisor o la radio, estar en pleno silencio para alcanzar la concentración o irte a un lugar fuera de la universidad, de la residencia o del hogar, lo importante es que identifiques esas condiciones y hagas de ellas tus aliadas para tener un hábito y dedicarte a estudiar, hacer tareas, cumplir tus planes de estudio, resolver problemas, ampliar los conocimientos y tener mejor capacidad de respuesta a la hora de un examen, una exposición o una presentación importante.

Hay quienes prefieren estudiar en grupo; si este es tu caso, procura conformar uno donde estén compañeros aplicados e interesados en rendir académicamente.

Puedes trata de identificar cuánto tiempo requieres para activar el cerebro, concentrarte y grabar ideas y conceptos, en qué momento del día logras mayor concentración, si tienes mejor disposición mental en las madrugadas o en las noches, cómo aprendes más rápido, en las clases con el profesor, mediante los libros, visitando páginas en Internet o valiéndote de las conferencias. En cualquier caso, debes sacar el mayor provecho posible a todas las herramientas y métodos que tengas a mano.

COMPARTELO
Share



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *