Fibromialgia y Síndrome de la Fatiga Crónica - Residencia Montepríncipe
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
fibromialgia

Existe cierta confusión acerca de la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica, debido a que los síntomas de ambas enfermedades son iguales o parecidos en algunos casos. Sin embargo, la característica principal de la fibromialgia es el dolor, y quienes la padecen sienten dolencia en diferentes áreas del cuerpo, de forma continua, mientras que la característica principal del síndrome de fatiga crónica, es, como su nombre lo indica, la fatiga, además de dolores en la garganta, problemas de memoria, dolores de cabeza y ganglios linfáticos inflamados.

En Residencia Montepríncipe hospedamos residentes que son alumnos de Ciencias de la Salud del CEU, estos son un tesoro vital para nuestra comunidad, por este motivo los estudiantes les ofrecemos la mejor Residencia Universitaria para el estudio y descanso.

Las enfermedades raras

Las enfermedades raras o minoritarias, incluidas las genéticas, son aquellas que afectan a un número reducido de personas, y en diversos países y regiones del mundo existen definiciones legales diferentes. Tanto la fibromialgia como el síndrome de fatiga crónica junto a otras patologías como el síndrome de sensibilidad química múltipleforman parte de las enfermedades a las que se les da atención en la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER), una organización que pretende ser referencia de las enfermedades raras en España, América Latina y Europa, por representar y defender los derechos del colectivo.

Características, semejanzas y tratamientos

La fibromialgia, la cual fue reconocida como una enfermedad desde 1992 por la Organización Mundial de la Salud, ha sido descrita como una dolencia rara reumatológica que se caracteriza por el dolor musculoesquelético generalizado con una extrema hipersensibilidad en varias áreas del cuerpo y puntos definidos, sin alguna alteración del organismo, que presenta una variedad de síntomas entre los cuales están la constante fatiga y el sueño no reparador, además de otros trastornos reumatológicos y psiquiátricos.

Otras características de esta patología son los trastornos del sueño, rigidez matutina, parestesias (conjunto de sensaciones no comunes de cosquilleo, calor o frío que experimentan en la piel los enfermos del sistema nervioso o circulatorio), ansiedad, cefalea, intestino irritable y Fenómeno de Ryanaud. Asimismo, esta enfermedad produce dolor en los puntos sensible entre los omóplatos, en la parte posterior de la cabeza, en ambos lados del cuello, en el interior de las rodillas al hacerles presión, en ambos lados de las caderas y en el pecho.

La fibromialgia afecta a entre un 2 y un 5% de la población general en diferentes países: Alemania: 3,2%, España: 2,4%, Estados Unidos: 2%, Francia: 1,4%, Italia: 3,7%, Portugal: 3,6%, Suecia: 2,5% y México 2,3%, y afecta a las mujeres 10 veces más que a los hombres. Por otro lado, los enfermos de síndrome de fatiga crónica son diagnosticados con esta enfermedad solo si la han sufrido de manera severa durante un mínimo de seis meses y que el paciente no consiga alivio con reposo. Las víctimas de SFC se sienten agobiadas pues sus síntomas interfieren con sus actividades cotidianas.

fibromialgia

Incidencia de la enfermedad

La epidemiología o incidencia de esta enfermedad afecta a 0,5% de la población mundial, y en su mayoría son personas de 29 a 35 años; 80% de los afectados son mujeres, y fue definido como enfermedad por la OMS en 1994. No existe una cura para la fibromialgia ni para el síndrome de fatiga crónica, y el tratamiento de ambas enfermedades está enfocado a aliviar el dolor, pero en los casos de los enfermos que sienten efectos emocionales también les pueden prescribir antidepresivos.

Los tratamientos están enfocados a controlar el dolor, además de recomendar el ejercicio, terapias conductuales (enfocadas en la modificación de la conducta del paciente) y algunos medicamentos, además de establecer la relación que tiene el paciente con la sensibilidad al gluten y su respectiva recomendación con el seguimiento de una dieta sin gluten.

Se puede decir que tanto la fibromialgia como el SFC son dos enfermedades muchas veces incomprendidas y mal diagnosticadas debido a la variedad de síntomas que se solapan y tienen características similares, de allí que el diagnóstico pueda tardar hasta dos años o más, y, en algunas ocasiones no recibir la definición correcta ni el tratamiento adecuado, por lo que quienes las padecen suelen sentirse atrapadas dentro de las más difíciles patologías de la modernidad.

Día Mundial para la fibromialgia y el síndrome de la Fatiga Crónica

Cada 12 de mayo se celebra el Día Mundial de la fibromialgia y de la fatiga crónica, con la idea de dar a conocer y sensibilizar a la población acerca de la situación que viven estos enfermos, así como defender sus derechos ante las instituciones de salud y promover la investigación científica.

De acuerdo con la Federación Española de Enfermedades Raras, FEDER, la investigación y el número de médicos dedicados al estudio de los enfermos y su tratamiento no son suficientes, de allí que la demanda sea un aumento tanto de los recursos humanos como de los económicos y de investigación, lo cual ayudaría a mejorar la calidad de vida de los pacientes y a reducir el deterioro que experimentan a lo largo de la enfermedad.

El origen de las enfermedades

A pesar de que aún no se ha determinado el origen de estas dos enfermedades, ni recomendaciones de tratamientos, sigue el desarrollo de los estudios de ambas patologías, pues, en el mundo actual, la tendencia indica un aumento del número de casos en cada país; asimismo, se ha acordado, a través de diferentes asociaciones en diversos países, que los afectados sean atendidos como lo requiere la enfermedad, la mejora de las dotaciones y atención sanitaria pública adecuada, debido a los costos que representan los diferentes tratamientos tanto para los pacientes como para los familiares a través de la medicina privada.

También piden la conformación de unidades para estas patologías en los centros de salud pública, que permitan el diagnóstico sistemático y profesional, y el respectivo tratamiento y seguimiento por parte de médicos expertos.

En la actualidad, los centros hospitalarios públicos no realizan las pruebas necesarias para establecer la gravedad de los pacientes y poder recomendar con objetividad la discapacidad o incapacidad laboral.

COMPARTELO
Share



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *