Comer saludable y equilibrado trae grandes beneficios para el estudio
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
beneficios para el estudio

La rutina diaria de un estudiante universitario puede resultar ajetreada y estresante, entre exámenes, clases, discusiones, lecturas, etc., existen unas exigencias físicas y mentales que deben ser cumplidas cabalmente si se busca tener éxito. De allí que deba tenerse como prioridad el tema de la alimentación, atendiendo los requerimientos del organismo a través de una dieta sana y equilibrada que dé beneficios para el estudio.

Quienes viven en Residencia Montepríncipe cuentan con un menú adaptado a las necesidades de los estudiantes; es decir, menús completos y balanceados que aportan los nutrientes que otorgan beneficios para el estudio.

Comer bien redundará en beneficios para el estudio

Los estudiantes universitarios deben tener una dieta completa, balanceada y suficiente que les reporte beneficios para el estudio y puedan cumplir todas las exigencias de una rutina tan estricta como la que tienen cada día.

Actividades complementarias a tu carrera

¿Cómo la buena alimentación aporta beneficios para el estudio?

  • Existen alimentos que ayudan a la memoria, a mejorar la capacidad de concentración y el bienestar general del organismo, lo que sin duda repercute en el rendimiento estudiantil.
  • Es indispensable que hagas por lo menos tres comidas al día. No puedes prescindir del desayuno, que sigue siendo la comida más importante del día; el almuerzo es completamente indispensable y la cena es ineludible. Sin mencionar las meriendas que puedas hacer consumiendo vegetales, frutas frescas o secas.
  • Las comidas balanceadas deben incluir alimentos de todos los grupos: carbohidratos, vegetales y proteínas.
  • Pasta, arroz y legumbres aportan energía; están en el grupo de los hidratos de carbono que junto a las grasas y a las proteínas complementan la carta de nutrientes principales. El organismo procesa los carbohidratos y los convierte en glucosa; esta, una vez en la sangre, es fuente de energía para todos los órganos del cuerpo, el cual la almacena tanto en los músculos como en el hígado para usarla posteriormente.
  • Las carnes blancas, a diferencia de las rojas, tienen menos grasas, con lo cual se disminuye la posibilidad de aumentar el colesterol y de prevenir las enfermedades asociadas. En la lista de carnes blancas están el pollo, pescados, conejo, cordero, lomo de pavo, lomo de cerdo, que contienen aminoácidos que utilizan las células del cuerpo para la formación de los tejidos de los órganos, músculos y huesos. Además de ayudar en la producción de hormonas, enzimas, algunos neurotransmisores y generar anticuerpos.
  • Por otra parte están las vitaminas y minerales que requiere el cuerpo para su buen funcionamiento, pues son responsables de diversas reacciones metabólicas. Es necesario obtener estas sustancias a través de los alimentos que las contienen, como los vegetales y las frutas para conseguir beneficios para el estudio. Las vitaminas y minerales están especialmente en los vegetales crudos, frutas frescas, leche y sus derivados, así como en las carnes, huevos, pescados, legumbres y aceites vegetales, que son fuentes de fósforo, magnesio, calcio, potasio, cinc, etc.

Beneficios para el estudio de una dieta saludable

Llevar una dieta saludable te ayudará en todos los aspectos de tu vida y si a esto le sumas una rutina diaria de ejercicios y el consumo de agua, notarás los beneficios para el estudio que obtendrás con el tiempo.

Mejora la memoria

Una alimentación saludable redunda en mayores beneficios para el estudio durante la etapa universitaria, pues mejora la concentración y la memoria mediante la generación de neurotransmisores.

Mejora el aprendizaje

Las proteínas te ayudarán a estar bien nutrido, sano y satisfecho, lo que hará que mejores en el aprendizaje y en tu respuesta cognitiva.

Tendrás más energía

La inclusión de los carbohidratos en tu dieta, especialmente los de bajo índice glicémico, aportará la energía necesaria para los requerimientos físicos e intelectuales de tu rutina diaria.

Mejora tu bienestar personal

Una dieta saludable hará que te sientas bien física, emocional e intelectualmente. Te sentirás satisfecho, con mente positiva y mayor bienestar. Lo que comas hoy tendrá incidencia también en tu futuro, especialmente en tu salud, pues estarás evitando la aparición de enfermedades asociadas con una mala alimentación, como por ejemplo, la obesidad, hipercolesterolemia, diabetes, hipertensión arterial, mala circulación, problemas cardiovasculares, etc.

Claves para mantener una buena alimentación

Es preciso insistir en que todo estudiante universitario debe mantener una dieta saludable y balanceada para obtener beneficios para el estudio. Lograr cumplirla puede resultar difícil, pues el tiempo y los compromisos atentan contra una rutina de alimentación adecuada; sin embargo, la clave está en tener presente lo que ingieres a lo largo del día, de la semana y del mes, y asociar tu estado físico y mental con lo que comes.

Las dietas saludables influyen en el funcionamiento de todo el cuerpo, en el bienestar emocional y en la respuesta intelectual, lo que se traduce en beneficios para el estudio. Una dieta baja en fibra, es decir, sin vegetales ni frutas, por ejemplo, distanciará tus visitas al baño, pues afectará el tránsito intestinal y causará constipación y malestar general.

Aléjate de la comida chatarra

Es cierto que el día a día puede inducirte a ingerir comida rápida o chatarra, lo que significa que te llenarás de calorías vacías que solo aportan grasas, azúcares y sal y nada de nutrientes, pero te satisfarán momentáneamente. Evita que estos menús sean regulares y no los consumas más de una vez al mes.

Huye de los alimentos refinados

Los alimentos que contienen menos fibra y más carbohidratos, que se convierten en azúcar, son pan blanco, bollería, dulces, refrescos, helados, golosinas, cereales azucarados, etc. Trata de no sean parte de tu dieta y evita consumirlos como meriendas, pues no aportan nutrientes sino que te harán aumentar de peso.

Consume pocas grasas

Los alimentos que contienen altas cantidades de azúcar y grasa son más difíciles de digerir, lo que se traduce en menor rendimiento intelectual y físico, pues causa somnolencia y letargo.

COMPARTELO
Share



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *