¿Qué debes valorar a la hora de elegir una residencia universitaria?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Elegir una residencia universitaria significa poner en una balanza aquellos aspectos que ofrece y que son esenciales para hacer cómoda esta etapa de tu vida, y aquellos de los que puedes prescindir e igual salir airoso sin muchos inconvenientes. Las residencias universitarias son centros que brindan una serie de servicios y comodidades a los estudiantes para que se dediquen a su carrera, a sus exigencias académicas y a rendir al máximo sin pensar en problemas o complicaciones como la limpieza, la lavandería y hasta la alimentación.

Existen elementos a los que no se puede renunciar, como a la comodidad, la seguridad, el descanso y la alimentación, otros de los que se puede prescindir, pero que sería mucho mejor si también estuvieran incluidos, como la distancia, el acceso a sistemas de transporte y otros servicios como limpieza, conexión, etc.

Sin embargo, a la hora de elegir una residencia universitaria todos estos aspectos suman, pues sin duda te darán la tranquilidad tan necesaria en ese período de exigencias intelectuales y físicas.

Para elegir una residencia universitaria debes pensar en:

El costo

Si vas a dejar tu casa y tu familia y elegir una residencia universitaria porque vivirás en otra ciudad, pues allí está la universidad donde estudiarás, toma en cuenta los precios, y si vas a contar con el apoyo económico de tus padres. Este factor es de gran importancia, pues si no cuentas con las entradas económicas que te garanticen tu estadía permanente, tendrás que buscar nuevamente una residencia y mudarte, con todas las implicaciones que conlleva.

¿Qué beneficios están incluidos en el precio?

Haz un estudio de mercado antes de elegir una residencia universitaria para que conozcas los pros y los contras de las ofertas que se ajusten a tu presupuesto. Compara los servicios que ofrecen, costos y beneficios, y establece, según tus necesidades, cuál es la que más te conviene.

Algunas residencias ofrecen pensión completa, lo que significa que aparte de disfrutar de las habitaciones tendrás las comidas incluidas, desayunos, almuerzos y cenas. Evalúa todos estos elementos y piensa si necesitas que se incluyan todos los servicios.

Ubicación

Toma en cuenta la distancia entre la residencia y la universidad donde vayas a cursar estudios. Es probable que mientras más alejada esté la residencia ofrezca mejor precio. Sin embargo, esto puede resultar un inconveniente, porque al final tendrás que disponer de un presupuesto para el traslado, bien sea para el combustible de tu vehículo, estacionamiento, etc., o para el costo del transporte que debas utilizar.

Lo mejor es que al elegir una residencia universitaria puedas llegar rápido a tu universidad, de ser preciso caminando, y tengas acceso fácil a otros centros como comercios, farmacias, panaderías, o al sistema de transporte público que te garantice una movilidad sencilla y eficiente.

Espacio para descansar

El lugar donde pasarás buena parte de tu vida universitaria, es decir, tu habitación de descanso y para estudiar, debe ser cómodo, con ventilación y buena iluminación, sin ruidos molestos, que sea agradable. Piensa bien si quieres que sea compartido o individual, pues no todos se sienten cómodos compartiendo espacio y estantes o closets.

Lo mejor es que ubiques una habitación que ofrezca espacios de almacenamiento, mobiliario, mesa de estudio, silla, etc., para hacer más cómoda tu permanencia.

Servicios que ofrece

Antes de elegir una residencia universitaria evalúa si, además de lo básico, ofrece otros servicios como lavandería, lo cual te facilitaría mucho más tu día a día. Si tiene biblioteca y espacios para lectura, el ocio y para compartir e interactuar con tus compañeros de residencia.

Otro servicio primordial en la actualidad es la disposición de conectividad en cualquier lugar de la residencia, pues siempre vas a necesitar estar conectado, hacer videollamadas, asistir a videoconferencias y a clases a distancia, por lo que requieres wi-fi o conexión por cable.

Las residencias más completas ofrecen todos estos servicios además de áreas deportivas y recreativas como piscinas, gimnasio, salas de lectura y de coworking, salones individuales para estudios, salones para reuniones y trabajo en equipo, entre otros.

elegir una residencia universitaria

Seguridad

Este es otro factor importante a tener en cuenta antes de elegir una residencia universitaria, pues requieres espacios donde se garantice tu seguridad y la de tus pertenencias, como equipos electrónicos, Smartphone, portátiles, etc., que son tus herramientas de trabajo. Si posees coche lo ideal es que la residencia ofrezca estacionamiento, y, en general sea un espacio seguro al entrar o salir a cualquier hora del día.

Plus para épocas fuera de calendario académico

Algunas residencias universitarias ofrecen todos sus servicios en época estival, cuando los jóvenes salen de vacaciones. Sin embargo, muchos estudiantes deciden aprovechar ese tiempo para avanzar en sus clases, tomar cursos intensivos, apuntarse en clases de idiomas o progresar en trabajos de investigación.

De allí que requieran igual los servicios de la residencia, incluyendo el de las comidas. Piensa si ese será tu caso, pues si la residencia cierra durante el período vacacional, deberás buscar un sitio donde quedarte.

Buen trato hacia los residentes

Este pudiera ser un detalle sin mucha importancia, pero la verdad es que tiene un peso significativo. El trato que reciben los residentes de parte de los encargados y el personal de la residencia puede ser determinante en el desempeño del estudiante. Lo mejor es que sea un trato cercano, familiar, que te sientas como en casa, tranquilo y confiado de que tendrás tus necesidades satisfechas.

Un trato frío, distante, poco cordial hará que no te sientas a gusto y más bien desconfíes, pues si no se produce un contacto con los residentes es probable que sea fácil el ingreso de personas ajenas a la residencia.

Libertad

Este es otro aspecto que debes tener en cuenta antes de elegir una residencia universitaria, pues en algunas residencias establecen horarios para los residentes, sobre todo de llegada, lo cual limita el tiempo para quedarse estudiando o haciendo vida universitaria o social. La idea es que no te sientas atado a un horario y puedas entrar y salir cuando lo requieras, siempre respetando las normas internas.

La comodidad y la libertad no están reñidas, de manera que antes de elegir una residencia universitaria evalúa todas estas recomendaciones para hacer una selección más sensata.

COMPARTELO
Share



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *