¿Por qué es recomendable crear hábitos en tu vida?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
crear hábitos

La creación de hábitos comienza desde que nacemos. Establecemos rutinas de comida, de sueño, de higiene, de estudio, etc. Crear hábitos es hacer lo mismo con regularidad durante largo tiempo, lo cual nos define e identifica, bien si vivimos con nuestros padres o en una residencia universitaria en Madrid.

En todas las etapas de tu vida vas a necesitar crear hábitos, pues siempre te propondrás metas, y para alcanzarlas es necesario hacer lo que se requiera, cambiar rutinas, renunciar a algunas costumbres y emprender el camino que te conduzca hacia tus objetivos. Conseguir lo que te propongas a través de la creación de nuevos hábitos será tu recompensa y gratificación, y seguramente será también la motivación para plantearte nuevas metas que te mejoren como persona y como profesional.

Importancia de crear hábitos en tu vida

Quejarse permanentemente, llegar tarde a las citas, comer a determinadas horas, hacer la cama, bañarte todos los días, entre muchos otros, son hábitos que has asimilado y que realizas de manera inconsciente, sin pensarlo. El cerebro se ha acostumbrado a todo esto.

La incorporación de hábitos en tu vida promueve la creación de nuevos circuitos neuronales, con los cuales se conforman patrones nuevos de pensamiento hasta que progresivamente se va dejando de actuar de determinada manera o haciendo acciones nuevas que se convertirán en rutinas.

Los malos o buenos hábitos han comenzado siendo pequeñas acciones que haciéndolas repetidas veces han llegado a ser parte de tu vida, y ahora te identifican: eres puntual (o no), eres educado, fumador, comes sano, haces deporte, etc. Es difícil deshacerse de los malos hábitos, pero no es imposible, y pueden sustituirse siempre y cuando estés consciente de que los tienes y a la vez estés interesado en cambiarlos. Para ello debes enfocar tus energías en crear hábitos y que los viejos se esfumen progresivamente.

¿Cómo crear hábitos nuevos en tu vida?

De acuerdo con algunos autores y expertos en neurociencia, crear hábitos nuevos requiere de al menos 21 días. Es decir, si durante 21 días repites la misma acción (caminar, estudiar, leer, etc.), habrás introducido un nuevo hábito en tu vida.

Esto es relativo, pues siempre hay acciones que toman más tiempo en convertirse en un hábito, lo cual está determinado por el nivel de dificultad y la viabilidad de la rutina.

Toma en cuenta que cuando introduces una nueva actividad en tu día a día, realizándola a la misma hora y de la misma manera, esta rápidamente se transforma en un hábito.

Por eso es importante proponerse metas viables para que los hábitos que debas crear para alcanzarlas sean factibles y los realices con la mayor naturalidad. Si una acción implica mayor dificultad, seguramente exigirá más energía, mayor enfoque y requerirá más de 21 días de repetición.

Claves para crear hábitos buenos

  • Si estás interesado en crear hábitos es importante que, además de ser constante, tengas consciencia plena de que debes hacerlo todos los días para que resulte.

Seguramente durante los primeros días se te hará más difícil realizar esas nuevas acciones que te conducirán a crear hábitos. Tu cerebro se revelará y tratará de sabotearte, diciéndote que vuelvas a tus hábitos anteriores.

  • Debes centrarte en la acción que vas a realizar y en el beneficio que te proporcionará ese nuevo hábito que estás buscando introducir.
  • Tener claro el objetivo y el beneficio que obtendrás te dará la motivación suficiente y la energía que debes poner para crear hábitos nuevos, es decir, debes actuar.
  • La constancia es otro factor clave a la hora de crear hábitos nuevos. De nada vale tener en la mente la meta si no ejecutas las acciones que debes hacer durante todos los días. Hacerlas un día sí y dos no, o renunciar y retomar le dice a tu cerebro que no tienen importancia ni la meta ni el hábito.

Por lo tanto este entenderá que no necesita esforzarse, lo cual se traducirá en una acción que, la hagas o no, no tendrá repercusión.

Si tienes constancia, estarás fomentando la disciplina, y con ello el camino para introducir un nuevo hábito en tu vida.

¿Podemos crear nuevos hábitos siendo estudiantes universitarios?

Por lo general, los buenos hábitos están asociados con un estilo de vida saludable. Así, fomentamos los hábitos alimenticios, hacer ejercicios, meditar, dedicar tiempo a la lectura, fomentar las buenas relaciones, etc.

Sin embargo, cuando atravesamos la etapa universitaria muchos de estos hábitos se van dejando de lado, pues asumimos otros compromisos que nos obligan a enfocarnos en el objetivo: graduarnos, terminar una carrera profesional y tener un buen empleo.

La buena noticia es que todas estas responsabilidades no tienen por qué eximirnos de los buenos hábitos y de, inclusive, introducir otros nuevos a nuestras rutinas, como más tiempo para leer, tener horarios fijos para estudiar, comer saludable, descansar, ejercitarnos, etc.

Beneficios de los buenos hábitos

Tener consciencia de los beneficios que tienen los buenos hábitos proporciona razones para introducirlos y trabajar en estos.

Más organizados

El primer beneficio es que nos ayuda a organizar nuestra vida. Establecemos prioridades y hacemos lo necesario por cumplir con nuestras obligaciones. La organización nos ayuda a conseguir nuestras metas, a obtener los resultados tal como los planificamos o a cambiar de estrategia si las cosas no resultan según nuestras expectativas.

Obedecemos las normas

Cuando introducimos buenos hábitos cumplimos las normas que existen alrededor o las que hemos creado en torno a una vida más saludable, por ejemplo.

Estamos menos ansiosos

Al establecer nuevos hábitos buenos tenemos cierto control de lo que hacemos, por lo tanto disminuimos los niveles de ansiedad que siempre aparecen cuando tratamos de improvisar o dejamos todo al azar.

Somos más saludables

Las rutinas de ejercicios y de buena alimentación que hemos convertido en buenos hábitos nos proporcionan una vida más saludable y con bienestar. Por lo tanto responderemos con mayor acierto a los retos que tengamos como estudiantes, trabajadores, compañeros, amigos, etc.

Somos exitosos

El corolario de llevar una vida con buenos hábitos es tener éxito en todo lo que hagamos. Enfocarnos en las metas que queremos alcanzar y cambiar lo que sea necesario para llegar al éxito nos hará sentir seguros y vivir a plenitud.

COMPARTELO
Share



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *