¿Sabes cuánto tiempo merece la pena dedicar a cada asignatura?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
cuánto tiempo dedicar a cada asignatura

Al llegar a la universidad, muchos jóvenes experimentan que sus métodos de estudio no son tan eficientes como lo fueron en el bachillerato; otros, ni siquiera han tenido hábitos o métodos con los que puedan salir airosos de los exámenes universitarios. Lo que sí es cierto es que todos desean saber cuánto tiempo dedicar a cada asignatura, aparte de las horas vistas en clases, es decir, bien en la casa o en una residencia universitaria en Madrid.

Por lo general, los estudiantes acuden a sus apuntes, investigan, leen e intentan cubrir toda la materia vista durante un período cuando se avecinan los exámenes, lo cual, pocas veces da buenos resultados, especialmente en las calificaciones que obtienen, sin hablar de lo que realmente aprenden.

¿Quieres saber cuánto tiempo dedicar a cada asignatura?

Cada asignatura tiene un nivel de dificultad diferente que está determinado por algunos factores, como la importancia que tiene en la carrera, las horas que se dedican en aula en la semana o la cantidad de material visto tanto en clases como a consultar en casa. Por lo general, las materias de ciencias básicas (matemáticas, física, química, biología, geología) y las de carreras como medicina, arquitectura, ingeniería, etc., son consideradas asignaturas de mayor dificultad, por lo tanto exigen más dedicación.

Si aún no sabes cuánto tiempo dedicar a cada asignatura, comienza por identificar aquellas que son medulares en la carrera que estás cursando, y el nivel de dificultad que para ti tiene su contenido.

Una rutina de estudio para cada asignatura

También es cierto que no todas las asignaturas son difíciles. Algunas son más teóricas y sencillas y solo requieren de lecturas, resúmenes, ensayos e informes, sin que esto signifique que puedas descuidarlas a lo largo del período.

Tradicionalmente se ha recomendado que los estudiantes dediquen entre 4 y 6 horas al día al repaso de asignaturas, investigación, lectura, resolución de problemas numéricos y de fórmulas, aparte de las horas semanales vistas en el aula. Sin embargo, un estudiante cuya lectura sea más lenta debe dedicar más tiempo para la comprensión satisfactoria de los contenidos.

Es probable que no necesites de 4 a 6 horas diarias, y determines cuánto tiempo dedicar a cada asignatura cuando analices los resultados y el nivel de seguridad que sientas al terminar cada jornada de estudio.

Organízate en función de tus objetivos

Es recomendable que desde el comienzo de la carrera establezcas una rutina de estudio cuyas horas las vas a determinar de acuerdo con tus objetivos. Esto incluye saber cuánto tiempo dedicar a cada asignatura pues ya habrás identificado el nivel de dificultad.

Muchos estudiantes dedican más tiempo a las asignaturas que más les gustan o se sienten motivados porque sus profesores tienen un método de enseñanza efectivo, que logra captar la racionalidad y emocionalidad de los estudiantes.

Lo importante es que te propongas metas y te enfoques en lograrlas mediante las tareas diarias que requieran. Esto tiene que ver con la certeza de saber cuánto tiempo dedicar a cada asignatura.

Supera antes las fáciles

Lo ideal sería que dedicaras el mismo tiempo a todas las asignaturas; sin embargo, existen unas que son menos exigentes que otras, lo que no significa que no debas dedicarles el tiempo necesario.

Si tu carrera tiene asignaturas complementarias, como los estudios generales mediante los cuales cultivas otras áreas del conocimiento, estas seguramente te resultarán más sencillas, trata de superarlas cuanto antes para que te puedas dedicar más tiempo a las asignaturas de mayor dificultad.

Otras asignaturas, en cambio, requieren de mayor concentración, investigación y dedicación, bien sea porque son difíciles en cuanto a los contenidos, porque se enlazan con otras mientras avanzas en los créditos o porque exigen mayor atención para asimilarlas.

cuánto tiempo dedicar a cada asignatura

Establece rutinas efectivas de estudio

Para saber cuánto tiempo dedicar a cada asignatura procura implementar una rutina de estudio efectiva, en función de los objetivos, que, como dijimos, puede variar, tanto en la asignatura como en el tema específico. Si estás interesado en sacar buenas calificaciones, pues no hay duda de que debes dedicar mayores lapsos.

Recuerda que el día tiene 24 horas y la distribución de estas en tus actividades depende de ti. Trata de hacer una segmentación efectiva que te proporcione los resultados que esperas.

No dejes nada al azar

Toma el control de tus actividades y obligaciones que tienes como estudiante, y saca tus propias conclusiones acerca de cuánto tiempo dedicar a cada asignatura, pues cada persona tiene sus fortalezas y debilidades que sabrán aprovechar y superar solo conociéndolas a fondo.

Para saber cuánto tiempo dedicar a cada asignatura piensa en cuánto va a durar tu jornada diaria de estudio. Si vas a disponer de 4 horas diarias a estudiar, fuera de las horas de clases en aula, divide esas horas entre las materias que vas a estudiar en el día.

Algunos estudiantes no planifican cuánto tiempo dedicar a cada asignatura, sino que se concentran en una actividad y trabajan en esto hasta que la terminan; es decir, no lo hacen en función del tiempo, sino de lo que requiere la tarea.

Toma en cuenta que el tiempo que dedicarás a cada asignatura dependerá de factores como

  • La extensión de la actividad que debas desarrollar
  • Las técnicas de estudio que emplees (lectura, subrayado, resúmenes, esquemas, etc.)
  • Nivel de concentración que tengas
  • Cantidad de distracciones que tengas a tu alrededor
  • Postura que adoptes (si tienes una mala postura te agotarás más rápido)
  • Tiempo total del que dispongas para estudiar todas las asignaturas
  • Nivel de exigencia de la carrera (medicina, arquitectura, ingeniería, computación son carreras que requieren mayor dedicación fuera del aula)
  • Nivel de dificultad de la materia o tema a estudiar

Todos estos factores tienen impacto en el tiempo que debes dedicar a cada asignatura, pero no son los únicos. Recuerda que la atención en clase suma un porcentaje importante al aprendizaje, lo demás debes aportarlo tú en función del tiempo que dediques cada día al repaso, la investigación y la realización de actividades.

COMPARTELO
Share



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *