¿Cómo elegir el mejor horario para estudiar? - Residencia Monteprincipe
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
La importancia del descanso para poder estudiar bien

Nuestra concentración y la capacidad de absorber contenido tienen variaciones a lo largo del día, por lo que necesitarás elegir el mejor horario para estudiar si deseas lograr que el proceso de aprendizaje se desarrolle de la forma más sencilla posible. La elección de este horario es un asunto subjetivo, ya que no existe una regla única que defina el momento idóneo para el estudio.

En realidad, es tarea de cada estudiante encontrar el momento del día en que se sienten más productivos, donde gozan de mayor energía y mayor capacidad de concentración. ¡Analiza tu rutina diaria y deja de perder el tiempo! Para apoyar a nuestros residentes en Residencia Montepríncipe, te ayudaremos a descubrir el mejor horario para estudiar.

¿Por qué necesitamos encontrar el mejor horario para estudiar?

La universidad es un entorno caracterizado por la competitividad. La vida escolar universitaria es intensa y suele ser difícil de compaginar con el entretenimiento o el descanso, así que los estudiantes no suelen disponer de demasiado tiempo para dedicar a las jornadas de estudio, por lo que planificar horarios de aprendizaje resulta bastante útil.

Encontrar el horario ideal para exprimir todo tu potencial de aprendizaje hará que dejes de perder el tiempo intentando retener información o entender un tema de forma inútil. En lugar de eso, al descubrir el lapso de tiempo en que nuestra mente se encuentra más despierta, hará que el tiempo de estudio sea utilizado de forma más eficiente.

Lo siguiente no es una guía definitiva para conocer cual es el mejor horario para estudiar, sino una serie de recomendaciones que bien aplicadas pueden resultar bastante útiles al momento de necesitar concentrarse en un tema.

Respetar el ritmo circadiano

En primer lugar, es preciso decir que las habilidades cognitivas del ser humano, como la atención y memoria, se encuentran relacionadas con el ritmo circadiano. Esto implica que existen momentos en el día en los que estaremos biológicamente predispuestos a ser receptivos con el aprendizaje y a absorber mejor el conocimiento.

Los ritmos circadianos son un conjunto de cambios físicos, conductuales y mentales que ocurren en ciclos de 24 horas, los cuales responden a los ciclos de luz y oscuridad. Estos afectan a casi todos los seres vivos en el planeta, incluyendo plantas, animales y microorganismos, siendo esta la razón por la cual solemos estar despiertos durante el día y dormir por las noches.

Gracias a esto se entiende que durante la noche el cuerpo debería estar predispuesto al descanso, mientras que a primeras horas de la mañana nuestro organismo estará preparado para la actividad física y mental. Sin embargo, esto no siempre aplica a todos los seres humanos en igual medida, debido a que cada uno termina desarrollando hábitos capaces de modificar el ritmo circadiano.

mejor horario para estudiar

¿Estudiar de día o de noche? Intentaremos esclarecer el tema

Hay circunstancias individuales y diversos factores que pueden resultar convenientes e inconvenientes sobre el estudio diurno y nocturno. No es posible asegurar que despertar de madrugada para estudiar sea lo más conveniente para el 100% de los estudiantes, así como tampoco sería correcto recomendar que estudiar hasta altas horas de la noche sea algo positivo.

En general, cada estudiante según su rutina diaria, hábitos y tiempo disponible, tendrá que adaptarse y decidir cuál sería la hora idónea para estudiar. Para simplificar la tarea, nos dedicamos a enumerar las ventajas que puede tener las jornadas de estudio diurnas y las nocturnas, así podrás elegir el horario más adecuado a tu situación:

Ventajas de estudiar durante el día

  • Es el momento en que disponemos de mayor cantidad de energía, por lo que sería el instante propicio para realizar tareas demandantes a nivel intelectual.
  • Tu reloj biológico no se verá alterado, por lo que las horas de sueño se mantendrán intactas, lo cual es bueno para asegurar el descanso luego de una jornada agotadora.
  • Tendrás disponibilidad de luz natural, lo cual es adecuado para garantizar la salud visual y mejorar la capacidad de concentración.
  • En caso de dudas, tienes la posibilidad de consultar al docente y tener mayores probabilidades de que conteste de inmediato o que tengas acceso a una asesoría académica.
  • Según diferentes estudios científicos, estudiar durante el día es la alternativa más adecuada, porque es cuando el cerebro se encuentra en la capacidad de absorber gran cantidad de información. Por ejemplo, un representante del Departamento de Estudios Educativos, Universidad de Caldas, afirma que el horario entre las 7 y las 8 de la mañana, sería el mejor para dedicarse al estudio.

Ventajas de estudiar por las noches

  • Tendrás menores posibilidades de distracción, debido a que tanto tus familiares como amigos estarán durmiendo y podrás desconectar al 100% de las redes sociales, la mensajería instantánea, etc.
  • Muchas bibliotecas trabajan las 24 horas y durante las noches podrás encontrarlas en calma, con el ambiente propicio para el estudio.
  • Tendrás la posibilidad de concentrarte mejor, sabiendo que ya has culminado con todas las tareas del día que no están relacionadas con los estudios.
  • Durante las horas de la tarde y noche, el cerebro aumenta su capacidad creativa, lo que permitirá que entiendas con mayor facilidad una gran variedad de temas, ideal para entender correctamente los conceptos que necesites aprender.
  • Cuando estudias y tomas una siesta luego, tendrás mayores probabilidades de fijar información en la memoria a corto plazo.
  • Si no tienes un lugar propio para dedicar al estudio, durante la noche la casa estará en silencio y podrás estudiar con calma y concentrarte fácilmente.

En cualquier caso, tendrás que asegurarte de que proporcionas a tu organismo una alimentación saludable, que duermes la cantidad de tiempo suficiente y que trazas un horario de estudio lógico. Por ejemplo, estudiar durante la noche no implica que debas llegar al amanecer con los libros, tendrás que establecer un horario que garantice el tiempo de sueño apropiado.

Como recomendación general, salvo que se trate de una situación de extrema necesidad, evita pasar toda la noche estudiando, ya que la calidad del sueño diurno no es tan alta como la del sueño nocturno.

COMPARTELO
Share



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *