▷ ¿Cómo es vivir en una Residencia Universitaria?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
¿Cómo es vivir en una residencia universitaria?

Vivir en una residencia universitaria te da la tranquilidad de no tener que preocuparte por nada más que no sean tus estudios. A la par, te ofrece la oportunidad de vivir nuevas experiencias, relacionarte con personas diversas, incluso de distintas nacionalidades, y disfrutar de una vida independiente.

Alimentación en la residencia universitaria

Una de las ventajas de vivir en una residencia universitaria como la Residencia Montepríncipe, es que tienes a tu disposición un servicio de comedor para el desayuno, almuerzo y cena, de lunes a domingo, incluidos los festivos. No tienes que emplear tiempo en pensar cómo alimentarte, en cocinar y hacer la compra. Además del ahorro en horas, que puedes dedicar a estudiar, contar con pensión completa te asegura que te estás alimentando bien.

El menú está elaborado para garantizar una correcta nutrición y aportar la energía necesaria para una persona que está estudiando en la universidad. Si sufres de alguna intolerancia o alergia, tienes la opción de solicitar un menú adaptado a tu condición. Si tus horarios de clases no te permiten disfrutar del comedor, puedes solicitar el servicio de picnic o tupper para llevar la comida del día a la universidad. Si te apetece tomar una merienda, café, té o chocolate, en la residencia universitaria tienes máquinas de vending disponibles durante todo el día para satisfacer tus antojos.

Compartir mesa con otros estudiantes en el comedor te ofrece la oportunidad de relacionarte, intercambiar datos útiles sobre la universidad, la carrera o la ciudad, y hacer nuevos amigos.

Limpiar y lavar la ropa

Despreocúpate. Vivir en una residencia universitaria tiene entre sus ventajas que cuentas con un servicio de limpieza de habitaciones y cambio de ropa de baño y cama. Para lavar la ropa personal, algunas residencias ofrecen un servicio completo incluido en la tarifa mensual de la residencia. Esta opción es beneficiosa si no deseas emplear tiempo en la lavandería, solo tienes que prestar atención a los horarios de recogida de la ropa para disfrutar del servicio sin más complicaciones.

En algunas residencias cuentas autoservicio de lavandería que puedes usar sin pagar una tarifa, pero aportando de tu bolsillo los detergentes y suavizantes. También debes paga un cargo adicional si deseas usar la secadora. En este caso, tienes que programarte para disponer del tiempo para hacer la colada. Una ventaja es que el tiempo de espera en la lavandería puedes emplearlo en estudiar.

Espacios de estudio en la residencia

Si eres de las personas que prefieren o rinden más estudiando a solas en la habitación, en la residencia universitaria no tienes por qué cambiar esa rutina si te ha funcionado. Tienes todo para seguirla. Vivir en una residencia universitaria te garantiza el servicio de WiFi en la estancia, además de la comodidad de un escritorio, silla adecuada y buena iluminación.

Si quieres salir un poco del aislamiento o prefieres estar en compañía mientras haces las tareas o estudias, aprovecha las salas de estudio de la residencia. Estas salas te servirán también cuando tengas que trabajar en grupo.
¿Cómo es vivir en una residencia universitaria?

Deporte y entretenimiento en la residencia

Cuando elijas vivir en una residencia universitaria, intenta tener la actitud y buena disposición para aprovechar todos los recursos y facilidades que ofrece. Entre estos están las instalaciones para practicar deporte en la residencia. El tiempo que dediques a hacer ejercicios es un tiempo bien invertido porque todo estudiante universitario requiere mantenerse en buena forma, cuidar su salud, despejar la mente y relajarse.

Vivir en una residencia no significa que malgastarás tu tiempo libre. En cuanto al entretenimiento, en los espacios de descanso de la residencia puedes conversar e interactuar con otros estudiantes, organizar actividades y salidas. Si hay estudiantes extranjeros, ábrete a la experiencia de conocer a través de ellos nuevas culturas e idiomas.

Otra posibilidad de entretenimiento es que participes activamente en las actividades sociales y de ocio que organiza la propia residencia junto con los residentes. No olvides prestar atención a la distribución de tu tiempo, recuerda que tiene que haber un equilibrio entre estudio, entretenimiento y descanso para rendir lo mejor posible en la universidad.

Cómo es la convivencia en la residencia

Vivir en una residencia universitaria es estar en contacto con otras personas que como tú están persiguiendo la meta de obtener un título profesional. Comparten que son jóvenes, están llenos de sueños y proyectos, a veces de dudas y temores. Estos elementos en común son la puerta de entrada para entablar relaciones que podrían durar toda la vida.

Quién dice que de una conversación en el comedor de la residencia universitaria no puede surgir un gran proyecto o negocio. O, sin ir demasiado lejos, una amistad inquebrantable o un romance. Es en la interacción con los otros residentes donde nacen los grandes recuerdos. También donde quizás se presenten situaciones conflictivas que como joven que está entrando en la vida adulta tienes que aprender a manejar. Es parte de tu proceso de maduración, vivir solo y tener independencia supone enfrentar y resolver los problemas que puedan surgir en las relaciones con otras personas.

El ambiente estudiantil también te ayuda a motivarte a estudiar, mucho más si encuentras personas que están estudiando la misma carrera que tú. Si hay estudiantes más adelantados podrían aconsejarte, darte tips sobre profesores y cursos. Cuando seas tú quien esté más avanzado, devolverás el favor ayudando a los que recién empiezan la carrera y su vida en la residencia.

Para que la convivencia sea lo mejor posible, cuida siempre el respeto a las normas de la residencia y al espacio y tiempo de los demás residentes. Por supuesto, no olvides estar en contacto con tus familiares. Seguramente, los extrañarás y te extrañarán.

Traslados

Las residencias universitarias están ubicadas en zonas vecinas a la universidad, con fácil acceso en el transporte público o privado. Una de las ventajas de vivir en una residencia es que puedes escoger la que más te convenga de acuerdo con los traslados que necesites hacer hasta y desde la universidad.

Seguridad

Las residencias cuentan con sistemas de vigilancia, en unos casos permanente, en otros solo nocturna, y se hacen responsables de responder a la hora de que tengas algún incidente.

COMPARTELO
Share



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *