Consejos para el inicio de la vida universitaria - Residencia Monteprincipe
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
vida universitaria

El camino del colegio al inicio de la vida universitaria representa cambios en todos los aspectos, pues supone nuevo hábitos de estudio, un nuevo círculo social, mayores compromisos y el comienzo de una rutina académica que conducirá hacia la vida profesional.

Muchas de todas estas nuevas prácticas las realizarán los estudiantes en las residencias universitarias, lugar que se convierte en el segundo hogar y donde los jóvenes pasarán más tiempo después del recinto académico.

Parte del inicio de la vida universitaria está llena de incertidumbres, dudas, inseguridades que seguramente generarán estrés, lo que supone que debe llamar la atención del estudiante y abordar la nueva rutina antes de que sea tarde.

Gestión del tiempo

Una de las claves para enfrentar de manera exitosa el inicio de la vida universitaria es hacer buen uso del tiempo, pues esta etapa incluye un autocompromiso, tanto con el presente como con el futuro, traducido en un proyecto de vida que arranca con el inicio y la prosecución de una carrera universitaria.

Llevar a cabo una vida universitaria significa estar 100% concentrado en la carrera académica, en cuanto a la dedicación en horarios de estudio y lectura, pero sin descuidar los otros aspectos de la vida, como la salud, la familia y, por supuesto, los amigos, bien del bachillerato o los nuevos que aparecerán al inicio de la vida universitaria.

Algunos consejos útiles para quienes inician la vida universitaria

Existe una lista de recomendaciones que los nuevos estudiantes universitarios pueden considerar en función de varios aspectos:

  • Carrera que estudie
  • Institución a la que asista
  • Lugar donde se residencie

Estos tres elementos son fundamentales para saber cuánto tiempo dedicar a los estudios, qué tan exigente es la universidad donde cursa la carrera y el espacio donde esté residenciados, pues en las residencias estudiantiles suelen tener resueltas las necesidades de alimentación, servicios y una vida activa desde el punto de vista físico y mental.

Un estudiante que se encuentre en el inicio de la vida universitaria debe tener en cuenta:

  • Seleccionar una profesión que corresponda con las habilidades, gustos e intereses. Esta selección depende 100% de quien inicia una vida universitaria, y no responder a recomendaciones u opiniones de terceros, aun si es la propia familia.
  • Procurar un método de estudio que se convierta en un hábito sin que signifique un gran esfuerzo. La idea es que fluya lo mejor posible la relación entre los libros, la universidad y el estudiante.
  • Identificar el momento del día en el que logra mayor concentración, pues muchos consiguen retener mayor información en la mañana, con la mente fresca, mientras otros son más eficientes en la noche.
  • Acudir a todas las actividades que organicen tanto en la universidad como en la residencia universitaria, pues la vida académica incluye todo ese cúmulo de oportunidades de aprendizaje que está más allá de las aulas, como congresos, talleres, conferencias, charlas, visitas de expertos, torneos, encuentros deportivos y actividades de entretenimiento.
  • Estar abierto a aprender, aunque no sean temas relacionados con el área de formación, pues eso forma parte del aprendizaje y la experiencia universitarios.
  • Ser organizado en todos los aspectos, esta es una premisa que te ayudará bastante en los diferentes aspectos de la vida académica. No debes dejar nada para última hora, sino tener presente que debe haber un período del día dedicado a la lectura, investigación y repaso de contenidos.
  • Estar presto a los cambios, pues asumir la transición de la vida anterior al inicio de la vida universitaria no es sencillo, para algunos es más fácil la adaptación, mientras que para otros resulta cuesta arriba dejar las rutinas anteriores y crear nuevos hábitos.
  • No te saltes ni un día de clase, ya que el éxito de una carrera profesional está en la constancia, dedicación y empeño que ponga el estudiante. Los mejores resultados académicos se obtienen cuando asistimos todos los días a clase, sabemos cuáles son los contenidos y estamos conscientes de las fechas de los planes de evaluación.
  • Aprende a asumir responsabilidades y a ser independiente, ya no se trata de esperar a que otros decidan por ti, sino de tomar tus propias decisiones con lo que esto implica: administrar los recursos, aprovechar el tiempo, ser puntual, no desmayar ante retos complicados, etc.
  • Aprovecha los recursos que ofrece la universidad, como biblioteca, salas de investigación, hemerotecas, laboratorios, préstamos de libros, consultas con los profesores, entre otros. En ninguna parte tendrás todo en un solo sitio ni con la calidad y facilidad que tienes en la institución.
  • Ser decidido y constante y tener el balance entre lo que se piensa, se siente y se hace; para esto hay que tener conciencia de que se ha tomado la decisión correcta en cuanto al programa de estudios escogido, lo que supone sentir seguridad, amor y respeto por la profesión.
  • Sé inconforme, conformarse con lo que te corresponda no es sano para quien inicia una vida universitaria. Lo ideal es esforzarse para ser mejor, explorar habilidades nuevas y exigirse un poco más cada día.
  • Dedícate tiempo para hacer algo más que asistir a clases y repasar con lecturas e investigaciones los contenidos, llevar una vida activa es parte de lo que necesitas para responder a los retos diarios, tanto intelectuales como físicos.
  • Cuida tu cuerpo, procura tener una alimentación sana y balanceada que aporte lo necesario para las exigencias académicas.
  • Descansa el tiempo necesario, un buen descanso es garantía de concentración y mejor capacidad de respuesta intelectual a la hora de las exigencias académicas.
  • Haz nuevas amistades, tanto en la universidad como en la residencia encontrarás a personas con quienes podrás interactuar, en quienes confiar, hacer vida social, grupos de salida, de estudios, de deportes, siempre y cuando tengas un balance en todo lo que hagas. Recuerda que todos los extremos son malos. Una vida en solitario y dedicada en su totalidad a los libros hace que te pierdas del mundo que está a tu alrededor.

En la Residencia Universitaria Montepríncipe están las condiciones y comodidades para que nuestros residentes disfruten de espacios para el deporte, el estudio, la investigación el intercambio y el esparcimiento, así como los servicios adecuados para una alimentación sana, balanceada y suficiente.

COMPARTELO
Share



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *