No tengo tiempo para estudiar, ¿seguro? - Residencia Montepríncipe
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

La famosa frase de que el tiempo es oro es una máxima que tiene mayor significado hoy en día, pues el tiempo se ha convertido en uno de los bienes más preciados. Actualmente, estudiar es una de las tantas obligaciones que tienen los jóvenes, y hacerlo conscientemente no le resulta fácil a todo el mundo, pues muchas veces no se tiene buen manejo del tiempo frente a las obligaciones académicas. En ocasiones, no solo es el tiempo, es también el lugar donde estudiar, es por ello que nuestra Residencia de Estudiantes en Madrid cuenta con espacios para el estudio.

No tengo tiempo para estudiar, ¿seguro?

Afortunadamente, el desarrollo de las tecnologías de información y comunicación han abierto un sinfín de ventanas que están a nuestra disposición, tanto para emprender una nueva carrera como para encontrar técnicas y consejos para tener tiempo para estudiar. Y es que no solo se trata de tener una buena conexión a Internet, sino de, tener una idea clara de lo que se quiere para sacarle más provecho tanto a las herramientas y aplicaciones disponibles como al tiempo para estudiar. Muchas veces los adultos han dejado pasar los años y se han dedicado a atender prioridades como la familia y el trabajo, abandonando la formación y actualización de sus conocimientos.

Y la verdad es que actualmente, cuando cada vez es más exigente saber y conocer sobre cualquier tema, y tenemos las tecnologías disponibles, puede resultar injustificable decir que no se tiene tiempo para estudiar. Sería una excusa poco creíble; sin embargo, como nunca es tarde para cualquier acción que mejore nuestras capacidades y condiciones, lo mejor es dejarse de pretextos emprender desde ya tareas que nos conduzcan a esa meta que nos propongamos.

Es verdad que los tiempos que corren están signados por el estrés y las múltiples obligaciones, pero también es cierto que muchas veces el estrés aparece cuando no hemos hecho buen uso del tiempo.

triunfar en la Universidad

¿Qué debo hacer para administrar mi tiempo?

Si eres estudiante y no tienes hábitos de estudios, debes saber que no puedes dejar para después hacerte de un horario que cumplas cabalmente para ir creándote una rutina fija. Cada día debes dedicar tiempo para estudiar, pues de esta manera no te sorprenderán los exámenes ni las entregas de tareas o guías por resolver. Asegúrate de hacerte de un lugar confortable, bien sea en tu casa o en tu residencia estudiantil para que el tiempo para estudiar sea agradable y no se convierta en una tortura diaria.

De vez en cuando rechaza invitaciones a salir con tus amigos, pues mientras ellos charlan y hacen vida social, tú dedicas tiempo para estudiar y al final los resultados te favorecerán a ti. Evita los autosabotajes, esa parte inconsciente que no nos permite avanzar en una meta, bien sea de corto o mediano plazo, como por ejemplo, cuando ya estamos dispuestos a dedicar tiempo para estudiar, deseamos salir a tomar agua, comer algún snack, revisar el teléfono, responder y seguir un chat.

Existen miles de ejemplos de autosabotajes, pero el más nocivo para un estudiante es el de no finalizar su carrera, debido, entre una de las muchas razones, a la culminación del trabajo final del grado. Es increíble el número de personas cuyas hojas de vida en lugar de tener “graduado en” dice “con estudios en”, lo que significa que cursó estudios en determinada carrera pero no los culminó. Y, probablemente, la razón haya sido el cumplimiento de su trabajo final, porque el autosabotaje entró en su mente y le ganó a la voluntad de superar la meta.

Procura no ser uno de ellos y concéntrate en terminar lo que emprendiste, especialmente si se trata de una carrera universitaria. Plantéate metas pequeñas que vayas logrando, como por ejemplo, dedicar cada día un poco más de tiempo para estudiar, los resultados de estas pequeñas acciones servirán de motivación para plantearte una nueva meta, alcanzarla, seguir con otra y así sucesivamente.

Consejos para aprovechar el tiempo

Muchas veces nos preguntamos qué podemos hacer para aprovechar mejor el tiempo, y la verdad es que en medio de tantas obligaciones tenemos esos aparatos distractores, como los teléfonos inteligentes y los ordenadores, que nos quitan espacio y nos añaden más tareas.

Sería bueno hacer de estos equipos nuestros aliados para alcanzar nuevas metas, como por ejemplo, usarlos para tomar cursos a distancia, aprender nuevos oficios, un nuevo idioma  o cursar una carrera. Estaríamos dedicándole tiempo al estudio y sería de provecho para nuestro crecimiento personal y profesional, pues tanto los equipos como las aplicaciones y plataformas están disponibles a cualquier hora del día.

Todo es cuestión de organizarse

  • En primer lugar debes prestar atención consciente a cada aspecto de tu vida; tener capacidad de cuánto tiempo le dedicas al trabajo, a la familia, a los amigos, a tu casa, etc., pues no se trata de la cantidad sino de la calidad del tiempo que dedicas a cada uno de estos elementos.
  • No malgastes el tiempo. Ten presente que en muchas ocasiones nos dedicamos a hacer cosas improductivas, y muchas de estas están asociadas a los distractores que mencionamos anteriormente.
  • Escribe tus metas y tenlas presentes. Bien sea a corto, mediano o largo plazo, concéntrate en esos objetivos que deseas alcanzar, y considera que administrar bien el tiempo te llevará a conseguirlas.
  • Evita la procrastinación, piensa en no dejar para mañana lo que puedas hacer hoy. Si tienes una meta específica, especialmente académica, hacerla a última hora se notará en el resultado final, el cual será diferente si la realizas con tiempo y de manera consciente.
  • No busques excusas para postergar tareas que igual tendrás que hacer tarde o temprano.
  • Húyele a todo aquello que te robe tiempo, como las reuniones sin sentido, las interrupciones en el trabajo que te alejan de las entregas y de las metas pendientes, atender lo urgente sobre lo importante, y dejar de producir por participar en conversaciones que te obligan a posponer tus tareas.
  • Ten en cuenta lo valioso de tu tiempo, si consideras que algo no tiene razón y te va a quitar tiempo, evítalo.
  • Aprende a rechazar invitaciones, y di que no a ideas que no aportarán nada a tu vida o a tus metas laborales.

Puedes alejar el estrés haciendo buen uso de tu tiempo. Por lo general, cuando se está bajo estrés la productividad es menor y la calidad del trabajo no es la deseada, por eso, debes dedicarte con tiempo a hacer las tareas planteadas.

COMPARTELO
Share



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *