▷ 5 tips para mejorar tu memoria - Residencia Monteprincipe
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
5 tips para mejorar tu memoria

Para el estudiante universitario mantener la memoria con buena salud es una prioridad, por lo que los tips para mejorar tu memoria te servirán para lograr que esté en forma. La memoria es una aliada vital para estudiar y organizar las clases y compromisos académicos.

Una memoria entrenada te ayuda a ser más eficiente en los estudios porque logras retener y recordar datos e información con más agilidad. También contribuye a que gestiones el tiempo de mejor manera al no tener que emplear demasiadas horas en el estudio de un tema. En la Residencia Universitaria Madrid tendrás el ambiente acondicionado para el estudio donde poner en práctica los tips para mejorar tu memoria.

Tips para mejorar tu memoria

1.     Descansar y alimentarte bien

Entre los tips para mejorar tu memoria no pueden faltar el debido descanso y la buena alimentación. El cerebro necesita descanso, tanto como el cuerpo. Dormir las horas suficientes y con un sueño de calidad permite a tu cerebro tener una pausa del estrés y las presiones de los estudios. Al despertar, tu cerebro estará revitalizado y tu memoria funcionará mucho mejor.

Otra técnica para darle descanso a tu cerebro y hacer que mejore tu memoria es tomar descansos de quince minutos después de haber estudiado. Durante este tiempo no debes hacer absolutamente nada, simplemente relajarte. Si lo haces en la oscuridad, el descanso será mucho más efectivo. Con esta práctica conseguirás retener y recordar mejor lo que has estudiado.

Alimentarte de forma balanceada y no saltarte ninguna comida son dos hábitos fundamentales si quieres mejorar tu memoria. Tu capacidad para retener y recordar será mejor si reduces al mínimo la ingesta de azúcar, bollería, dulces y refrescos.

Algunos consejos de alimentación que ayudarán a mejorar tu memoria son:

  • Come un trocito de 30 gramos al día de chocolate negro (al menos 70% de cacao, sin azúcar añadido).
  • Consume alimentos ricos en omega 3 (nueces, semillas de lino, pescados como sardinas, atún o salmón).
  • Consume al menos cinco porciones diarias de vegetales y frutas.
  • Hidrátate bien durante el día, bebe al menos seis vasos de agua durante la jornada.

2.     Hacer ejercicio

La práctica de la actividad física es otro de los tips para mejorar tu memoria. Intenta practicar al menos 30 minutos de ejercicio todos los días. Caminar, correr o ir al gimnasio te ayudarán a mantener tanto tu cuerpo como tu cerebro sanos, y a prevenir enfermedades.

La realización de actividad física libera sustancias que hacen que te sientas con energía y vitalidad. Potencia la conectividad cerebral, lo cual mejora el aprendizaje y el procesamiento de recuerdos. La práctica regular de actividad física te ayuda a manejar el estrés, uno de los factores que atentan contra la salud de la memoria.

A mayor estrés, mayor es el número de despistes y olvidos que experimentarás. Nada conveniente para un estudiante universitario que tiene que cumplir con una agenda de entrega de trabajos y preparación de exámenes.

3.     Explica a otros y lee en voz alta

Leer en voz alta es otro de los tips para mejorar tu memoria que puedes poner en práctica junto con la técnica de contar a otros lo que has aprendido.

Con la lectura en voz alta logras retener mejor la información. Al hacerlo introduces un elemento activo en la memoria –la voz- que contribuye a que tu memoria retenga a largo plazo lo que estás leyendo. Es también lo que ocurre cuando escribes sobre un tema que deseas memorizar: retienes mejor el contenido.

La otra variante de este tip se trata de explicar o contar lo que has aprendido. Es una práctica que ayuda a tu cerebro a retener y recordar de forma más eficiente la información. Practica contándole a otros acerca de lo que has leído o estás estudiando, o explicándoles algún tema a otros estudiantes. Esta última técnica invitará a tu cerebro a recordar y a poner en orden lo aprendido, y es una práctica que si se convierte en habitual mejorará tu memoria.

Otra fórmula que puedes implementar es hablar en voz alta para ti mismo. Es decir, no necesitas a otra persona para contarle o explicarle. Habla contigo mismo, repite en voz alta la información que quieres memorizar.

5 tips para mejorar tu memoria

4.     Utiliza la nemotecnia y la visualización

Una forma de ejercitar tu memoria para mejorar su funcionamiento es poner en practicar la técnica de la nemotecnia. Esta consiste en realizar asociaciones mentales entre los contenidos que deseas recordar e imágenes, palabras u objetos. Su objetivo es facilitar el recuerdo. Dominar esta técnica requiere tiempo y práctica. Puedes comenzar haciendo asociaciones sencillas que te permitan retener información y luego cuando quieras recordarla, darle a tu cerebro una pista para hacerlo con facilidad.

Una de las técnicas nemotécnicas que puedes emplear es el método de Loci. Imagina el trayecto de la residencia a la universidad, u otro que te resulte familiar, y coloca objetos llamativos en varios puntos del recorrido que representen lo que deseas recordar.

Otra práctica útil para mejorar tu memoria es la visualización. Si organizas tus apuntes usando etiquetas de colores, bolígrafos de colores distintos o resaltadores, podrás visualizar el contenido de lo que estudiaste. Presta atención a las imágenes, tablas y gráficos, e intenta que tu memoria las evoque cuando necesites recordar los contenidos. Concéntrate para visualizar inclusive la página donde está escrito lo que necesitas recordar en un momento dado.

5.     Buenos hábitos

Una de las claves de tener buena memoria es establecer hábitos que te den orden, pero hacerlo intentando no complicarte. El principio fundamental para retener y recordar es prestar atención; si no estás concentrado, tu memoria no fijará los contenidos que estás tratando de retener.

Estudia los temas poniendo el foco en lo más básico, en primer lugar, dividiendo los contenidos para hacerlo menos complicado si se trata de un tema complejo. Asocia los contenidos nuevos con los ya aprendidos. Esta estrategia te ayudará a retenerlos mejor. Recuerda repetidamente la información que sabes necesitarás para una exposición o examen.

Programa un tiempo en tu agenda para hacerlo, pero válete también de los espacios donde puedes aprovechar el tiempo, por ejemplo, en el autobús o en el coche de vuelta a la residencia.

COMPARTELO
Share



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *