▷ Dormir bien es fundamental para estudiar - Residencia Montepríncipe
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Dormir bien es fundamental para estudiar

La antigua creencia de sacrificar el sueño para invertirlo en estudiar el día antes de una prueba, no es garantía de buenos resultados. En la práctica, los estudiantes que duermen mal, tienen amenazados sus aprendizajes y su salud.

Los síntomas del mal dormir abarcan somnolencia diurna, disminución de las habilidades físicas, de la concentración y del estado de ánimo, además, todos estos síntomas aumentan los niveles de estrés.

La Residencia Monteprincipe es un lugar en el que puedes estudiar, socializar y descansar, dentro de condiciones ideales para que alcances tu desarrollo personal y profesional. Si vas a cursar estudios en Madrid, aquí te ofrecemos un ambiente e instalaciones óptimas de alojamiento. Aquí se propicia el ambiente ideal para que afiances tus hábitos de estudio, a la vez que te ofrece un plus en comodidad para facilitarte el descanso que necesitas.

Importancia de dormir bien

Dormir bien es imprescindible para mantener la buena salud. Además, está relacionado con la dimensión emocional, cognitiva y psicomotora de cada quien. Así lo demuestran distintos estudios  sobre calidad y cantidad de sueño entre los estudiantes y sus efectos sobre el rendimiento académico.

A mayor calidad en el descanso nocturno,  habrá mayor productividad académica, social y deportiva. Dormir bien debe convertirse en un hábito fundamental si quieres mantenerte saludable. Además, el descanso está relacionado con el buen desempeño de las funciones cognitivas y en la consolidación de la memoria. Si el estado de vigilia se extiende durante la noche y se hace rutina, la evidencia científica demuestra su relación con el desarrollo de enfermedades metabólicas, depresión y sensación de fatiga, por nombrar algunas.

No solo es importante la cantidad de horas que se duerme: también cuenta la calidad del sueño, incluyendo los horarios regulares para el descanso. Dormir bien la noche antes de una prueba no importa tanto, como el sueño logrado durante los días cuando se produce el aprendizaje.

Elementos importantes para dormir bien

El lugar, el entorno y la infraestructura son elementos determinantes a la hora de adquirir el hábito de dormir bien.

Una vez que has tomado la decisión de cuál carrera profesional vas a cursar y dónde lo vas  hacer, debes decidir también, dónde vivirás. Aquí debes tomar en cuenta la comodidad que te ofrece, la distancia hasta el centro académico y cuánto debes invertir. El lugar elegido también debe contar con habitaciones que cumplan con las características óptimas.  Debe estar dotado de condiciones necesarias para lograr un óptimo descanso, por eso es esencial que la habitación esté acondicionada. Así que, debe contar con una temperatura agradable (se recomienda entre 18 y 22 grados), suficiente humedad (50 a 70%), estar alejada de excesos de ruido, tener la ventilación apropiada y una cama rígida, más no dura.
Dormir bien es fundamental para estudiar

10 Recomendaciones para dormir bien

Para adquirir el hábito del descanso saludable, los especialistas proponen una serie de recomendaciones que te pueden ayudar a conseguirlo. A continuación te enumero 10, para que comiences a aplicarlas desde hoy:

  1. A pesar de las diferencias individuales, los estudiosos del tema coinciden en que se requieren, por lo menos, entre 7 y 8 horas diarias de sueño para conseguir los mejores resultados.
  2. Realizar una actividad física a diario ayuda a que concilies el sueño por las noches. No es necesario que hagas ejercicios poderosos. Es suficiente hasta con un corto paseo a diario para que tu organismo funcione mejor.
  3. Cuídate de ingerir comidas pesadas y abundantes durante la cena, que interrumpan tu sueño. Procura comer al menos dos horas antes de irte a dormir. Recuerda que al acostarte, comienza el proceso de digestión, lo que puede retrasarte la conciliación del sueño.
  4. Evita estudiar a altas horas de la noche. Lo correcto es que te relajes para que puedas descansar. Acostúmbrate a mantener un lapso de inactividad para preparar tu cuerpo y tu mente para el descanso. El ordenador, los móviles, el televisor deben apagarse en este lapso. Es importante que lo hagas a la misma hora todos los días y que inicies las 7-8 horas de descanso entre las 10:00pm y las 2:00am, tal como recomienda Grossman.
  5. Procura que tu sueño se dé sin interrupciones. No es buena idea dormir con el televisor y los dispositivos electrónicos portátiles encendidos. Desconecta los dispositivos electromagnéticos.
  6. Mantén tu dormitorio sin ruidos a la hora de dormir. El ruido impide conciliar el sueño con facilidad y dificulta que alcances las fases profundas del descanso.
  7. Asegúrate de que la habitación esté a oscuras. Así es más fácil que te relajes y tengas un sueño reparador. La luz artificial hace que tu sueño sea más ligero y que te despiertes con frecuencia. Apágala.
  8. Créate una rutina de descanso: para todos los días elige los mismos pasos hasta condicionar el sueño, y, fíjate una hora límite para irte a dormir. Es decir, haz lo mismo siempre, antes de ir a descansar. Por ejemplo: Consulta tu agenda del día siguiente, apaga el móvil y el televisor, toma un baño tibio, haz unos 30 minutos de lectura y tómate unos 10 a 30 minutos para la meditación. Procura dormir y levantarte a las mismas horas. Establecer pautas o una rutina antes de ir a dormir, hará que tu cuerpo y tu mente estén preparados para descansar. Ten en cuenta que, para que esta rutina sea efectiva, debe ser constante.
  9. Hazte de un colchón adecuado y accesorios que contribuyan a tu descanso.
  10. Evita consumir bebidas con cafeína o energizantes antes de irte a dormir, porque podrían provocar la interrupción de tu sueño. Recuerda que: los estimulantes no eliminan la necesidad de descansar. Solo la ocultan.

COMPARTELO
Share



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *