▷ ¿Por qué coger el servicio de comedor en tu residencia?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
¿Por qué coger el servicio de comedor en tu residencia?

La alimentación es la actividad fundamental que deben realizar los organismos vivos para satisfacer la necesidad básica, tener la energía necesaria para mantenerse vivos y alcanzar el desarrollo.

La buena alimentación hace referencia a la satisfacción completa de las necesidades de una persona, dependiendo de factores como la edad, contextura física, actividades diarias, entre otras.

En el campus de Monteprincipe los estudiantes universitarios residenciados cogen sin ningún miramiento el servicio de comedor, pues tienen la garantía de obtener la alimentación balanceada necesaria para el desarrollo de sus actividades académicas.

Muchos jóvenes residentes están experimentando vivir fuera de su casa por primera vez, lo que significa que no han tenido la oportunidad de comer fuera de su contexto familiar.

De allí la importancia de que los padres contraten el servicio de comedor de la residencia, para asegurarse de que sus hijos estarán bien alimentados y sin ninguna falla en sus porciones, tanto en el desayuno, almuerzo y cena.

Importancia de un buen servicio de comedor para el universitario

Si se trata de un estudiante universitario, la alimentación es un aspecto de suma importancia, pues se trata de una persona con una alta demanda de energía, probablemente deportista, activo, y que permanentemente realiza esfuerzos físicos y mentales.

Por eso la necesidad de un buen servicio de comedor en la residencia estudiantil, pues es la forma más segura de que el estudiante residenciado tenga acceso a menús completos, balanceados y suficientes acordes con sus requerimientos de nutrición.

Si bien es cierto que en la edad universitaria los jóvenes gustan de comer chucherías, bollería, helados, panes, jugos y una cantidad de productos de bajo aporte calórico, también es cierto que en una residencia universitaria el servicio de comedor es la respuesta a esa necesidad de buena alimentación.

El servicio de comedor de una residencia universitaria complementa la alimentación del estudiante, aunque haya ingerido otros productos fuera de las comidas.

Una buena alimentación es sana, nutritiva, variada y balanceada, y debe responder a las necesidades de las personas dependiendo de las actividades que desarrollo durante el día.

¿Cómo debe alimentarse un estudiante universitario?

La alimentación ideal de un estudiante universitario debe ser equilibrada para mantener activos el cuerpo y la mente; y debe ser puntual para evitar desórdenes que conlleven al consumo descontrolado de calorías vacías, como las que se ingieren en tortas, panes, fiambres, gaseosas o cualquier otra comida que no proporcione nutrientes al organismo.

Una dieta balanceada no necesariamente es aburrida ni simple, sino más bien variada, llena de sabores, colores y texturas, precisamente por el equilibrio que deben tener todos los componentes del menú.

La alimentación que ofrece un servicio de comedor responde a los requerimientos del estudiante universitario, proporciona la energía necesaria para responder a las exigencias de clases, exámenes, informes, materias y prácticas en las que transcurre la vida del joven.

Una buena alimentación, como la que proporciona el servicio de comedor de una residencia universitaria, debe incluir frutas, hortalizas y verduras, además de proteínas y carbohidratos, principal fuente de energía.

Así mismo, las grasas, en medidas adecuadas, también son importantes en las funciones cerebrales.

¿Qué ingerir en cada comida?

En el desayuno, son necesarios los huevos, panes integrales, preferiblemente, zumos de frutas o fruta entera, cereales, yogur, quesos frescos y algo del dulce de una mermelada.

También una infusión o café con leche que complemente el menú para empezar el día.

Un desayuno que contenga estos alimentos, estará garantizando los aminoácidos y demás nutrientes y vitaminas necesarios para mantener las exigencias cognitivas y evitar el sueño y cansancio mental producidos por una mala alimentación.

En el almuerzo son necesarios carnes, arroz o pasta, ensaladas crudas o cocidas, cualquier fruta y un zumo o té.

En las cenas es recomendable el consumo de salmón, atún aguacate, pues estos alimentos contienen omega 3, que aparte de mantener bajos los niveles de colesterol en sangre optimizan la capacidad de concentración.

Las carnes magras son una fuente importante de proteínas necesarias para aumentar la masa muscular y fortalecerla, mantenerse satisfecho por más tiempo, prevenir enfermedades óseas, entre otros.

comedor universitario

Identificar los alimentos que ayudan y los que perjudican

Existen alimentos que producen efectos negativos en el organismo y que por tanto, todo estudiante universitario debe evitar consumir.

Los productos no recomendados para los estudiantes universitarios son aquellos que no estimulan la actividad intelectual, y que por el contrario producen efectos negativos a la hora de la concentración y de una capacidad de respuesta ágil y efectiva.

Estos alimentos son embutidos, bebidas saborizantes, refrescos, carnes con alto contenido en grasa, golosinas saladas o dulces, y cualquier tipo de comida rápida como pizzas, hamburguesas, frituras. La ingesta exagerada de estos productos produce disminución de los niveles de vitamina B, indispensable para el funcionamiento adecuado del sistema nervioso.

Por otra parte, están los alimentos que estimulan la actividad intelectual, y mantienen alerta el cerebro.

Estos alimentos son frutos secos, miel, nueces, pescados, mariscos, cereales integrales, aves, legumbres, frutas cítricas y dulces, además de cebolla, ajo, berenjenas, calabacines, remolacha, entre otros.

El servicio de comedor proporciona agua suficiente para que el universitario se mantenga hidratado, pues la falta de agua en el cuerpo produce deshidratación e influye de manera negativa en el proceso cognitivo.

Los estudiantes suelen ingerir alimentos con altas cantidades de azúcar refinado, sal y grasas, bien sea por la falta de tiempo o por la ansiedad que producen las actividades universitarias, especialmente en época de exámenes, sin tomar en cuenta el daño que producen en el organismo.

En la época de exámenes, el servicio de comedor es indispensable por varias razones: asegura la alimentación oportuna y balanceada al estudiante y garantiza un nivel de respuesta adecuada del cerebro y del cuerpo.

Cada vez son más los estudiantes que contratan las residencias universitarias con servicio de comedor, pues tienen la certeza de estar bien alimentados para responder a las exigencias académicas.

COMPARTELO
Share



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *