¿Cómo elegir una residencia de estudiantes? - Residencia Monteprincipe
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
elegir una residencia de estudiantes

Si eres de los que van a entrar en la etapa universitaria es probable que desde ahora debas tomar decisiones sobre la carrera, la universidad, y, especialmente, si vivirás en una residencia universitaria, en caso de que el recinto que elijas quede alejado de tu casa.

Si ya debes elegir dónde vivir durante toda el tiempo que dure tu carrera, te daremos algunas recomendaciones, pues la vida en una Residencia Universitaria es toda una experiencia y más que recomendable.

Factores para elegir residencia

Antes de decidirte por una residencia de estudiantes debes considerar varios factores, pues éstos serán determinantes para tu comodidad, tranquilidad y hasta para tu rendimiento académico.

Costo y ubicación

Lo principal es considerar el aspecto económico, factor que influye en lo que aspiras tener de una residencia universitaria, lo cual tiene que ver con los servicios que incluye, como lavandería, agua, luz, Internet, Tv por cable, Wi-Fi, entre otros.

El segundo factor es la cercanía al campus donde vayas a estudiar. Este aspecto es de gran importancia, pues de ello dependerá que el traslado te salga más económico en cuanto a tiempo y dinero.

No es lo mismo estar en una residencia de estudiantes cerca que lejos de la universidad, pues debes ajustar tu presupuesto a los traslados y tu tiempo al lapso que te tome ir a tu recinto académico y regresar a tu residencia.

Habitaciones cómodas, limpias y adecuadas para el estudio y el descanso también es un elemento importante de considerar a la hora de elegir una residencia de estudiantes.

Nada mejor que despreocuparse de la limpieza y de esos otros oficios que quitan tiempo.

Además, una residencia estudiantil debe tener las comodidades apropiadas para estudiar y para descansar, esto es sin ruido, buena iluminación, ventilación adecuada, espacio ideal, qué urbanismos la rodean, cuáles son las opciones cercanas de entretenimiento, prácticas deportivas, bibliotecas, museos, centros comerciales, entre otros.

¿Todo incluido o prefieres cocinar para ti mismo?

En este factor es conveniente pensar en qué es lo que buscas para tu comodidad: si prefieres una residencia de estudiantes donde puedas cocinar para ti, o si escoges aquellas que ofrecen servicio de comidas.

Alojamiento fuera de época de clases

Algunos universitarios prefieren las residencias que estén disponibles también en la época de vacaciones, por si es preciso quedarse algunos días más durante el verano, bien sea disfrutando de la ciudad, aprovechando el tiempo libre para explorar otros espacios dentro del campus universitario, hacer cursos de verano o aprender otro idioma.

Garantía de libertad

Otro elemento importante es la libertad, por eso debes buscar una residencia de estudiantes que tenga recepción las 24 horas o que te proporcionen las llaves para entrar y salir cuando lo necesites y no estés limitado con el tiempo, bien sea que estés estudiando o socializando con tus compañeros de clases.

Busca una residencia de estudiantes que se adapte tanto a tus gustos, tu estilo de vida, tus necesidades y tus intereses.

Si eliges una residencia cuyas normas no son de tu agrado, deséchala y busca otra que mejor se adapte a ti, pues eso contribuirá al logro de tus metas académicas.

Existen algunas residencias universitarias que tienen una serie de normas estrictas, míralas bien, analízalas y decide si esas van con tu forma de vida académica y con lo que será tu vida como estudiante universitario.

Lo importante es tener presente lo que quieres y que el lugar que elijas vaya con el desarrollo de tu carrera.

Una residencia de estudiantes no puede convertirse, jamás, en un dolor de cabeza adicional a tus preocupaciones de rutina académica.

Espacio para socializar y conocer gente

Toma en cuenta que junto a tu carrera universitaria está el hecho de que en la residencia de estudiantes conocerás a gente de tu misma edad, con tus mismos intereses, gustos e inquietudes.

Ese es un plus que debes buscar en este tipo de residencias, pues allí establecerás relaciones, no solo sociales, sino también profesionales y hasta laborales. Las personas con las que convivas en una residencia estudiantil serán parte de tu vida.

elegir una residencia de estudiantes

Buena alimentación y actividades deportivas

Cuando un joven está en la universidad toma sus propias decisiones, y no tiene a los padres que le sugieran qué elegir a la hora de comer, de hacer actividades fuera del horario de clases, ni siquiera que le obliguen a asistir a las clases.

Por eso es importante que al seleccionar la residencia de estudiantes, el joven tome en cuenta que estará un poco al garete y por lo tanto en riesgo de tomar decisiones equivocadas en cuanto a elementos importantes como alimentación, tiempo libre, actividades deportivas, entre otras.

Es necesario que identifiques una residencia que ofrezca comidas balanceadas, completas y suficientes, para así tener una sana alimentación que responda a tus requerimientos nutricionales como estudiante universitario.

Si eliges una residencia en la que tú mismo debas prepararte tus comidas, entonces sabrás que debes estar bien informado sobre qué comer a determinada hora del día y de acuerdo con la rutina que debas desarrollar.

Si no sabes nada sobre el tema, trata de buscar ayuda de un nutricionista que te oriente sobre cuáles son las opciones de menús que debes preparar, las cantidades que debas ingerir y las combinaciones adecuadas de alimentos.

Otro factor a considerar a la hora de ubicar una residencia universitaria es la práctica deportiva.

Trata de estar en una residencia donde tengas la opción de ejercitarte por lo menos cuatro días a la semana, o que esté cerca de un parque o gimnasio donde puedas ir y despejarte de la presión académica.

Si no la consigues, trata de hacer ejercicios por tu cuenta: caminar a campo traviesa, trotar, correr, subir a la montaña, por lo menos durante 40 minutos cada día.

Recuerda que la práctica de ejercicios ayuda al cuerpo y a la mente.

Una persona que se ejercita con regularidad tiene mejor capacidad de respuesta física, mayor resistencia, mejor capacidad respiratoria, y mejor agilidad mental, lo cual es necesario en la etapa universitaria.

COMPARTELO
Share



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *