▷ Consejos para afrontar la Selectividad
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
la Selectividad

La selectividad es el proceso que realizan las universidades públicas a través de una prueba de aptitud que se aplica a quienes aspiren cursar una carrera universitaria.

Cada universidad establece un criterio para seleccionar a quiénes serán sus estudiantes durante los próximos años, y parte de ese criterio está relacionado con las plazas disponibles para cada carrera.

Así, a mayor demanda de una carrera, mayor será la exigencia para superar la prueba de selectividad que diseñe un centro de estudios universitarios.

En Residencia Monteprincipe conviven estudiantes que cursan diferentes carreras universitarias y que ya han superado la prueba de selectividad, todos ya pasaron por el estrés y la preocupación que representa esta prueba para los jóvenes que se han graduado de bachilleres.

Los jóvenes que cursan el bachillerato deben estar conscientes de que su desempeño durante esta etapa de estudios es crucial para afrontar la selectividad.

Es bueno saber que la selectividad es aplicada por los centros de educación universitaria en función de tener cierta garantía de que quienes superen la prueba tendrán un buen desempeño académico y el éxito, concretado con el título universitario.

Méritos vs Desempeño en la prueba

A pesar de que cada universidad establece una ponderación para las carreras que ofrece, dependiendo, como se dijo, del número de plazas disponibles, existe un porcentaje asignado a las notas del bachillerato, que, en todos los casos es de 60%. El otro 40% que complementa la selectividad lo conforma la fase general del examen, que a su vez está conformado por las fases específicas, cuya valoración va a depender del número de plazas disponibles.

Es necesario que un estudiante se forme de manera integral a lo largo de sus estudios de bachillerato, tenga un rendimiento adecuado para que al llegar a la tan temida selectividad demuestre sus conocimientos, apruebe por sus propios méritos el paso a la universidad y curse la carrera que ha escogido para hacer de esta su medio de vida.
Qué se espera de un estudiante universitario

Algunos consejos para afrontar este proceso:

Cuando se aproximan las fechas de la selectividad establecidas por las universidades, sin duda se desata, con mucha razón, una preocupación que pocas veces se puede controlar, especialmente cuando ya el examen está cerca.

Esa preocupación está relacionada con el futuro, pues del resultado de la selectividad depende el futuro universitario y profesional de cada quien.

  • Lo primero que se debe tomar en cuenta es la fecha de la prueba de selectividad, y en función de esto hacer esquemas de estudios.
  • Ubica un espacio adecuado y cómodo (luz, ventilación, silencio), pues ahí pasarás varias horas al día, leyendo y repasando contenidos.
  • Es necesario establecerse metas pequeñas que se vayan logrando paso a paso, o diariamente. No te fijes metas inalcanzables pues eso te llevará a la frustración y podrías caer en un círculo vicioso del cual te será difícil salir.
  • No te atiborres de información, trata de seleccionar aquella que consideres que te servirá para el examen; siempre, recuerda, siguiendo un plan de estudios.
  • Lo mejor, en estos casos, es que establezcas horarios que vayan con tu estilo y forma de vida; así, si estás más activo y concentrado en la mañana, dedícale unas horas matutinas a estudiar; si por el contrario, te va mejor revisar, repasar y estudiar contenidos en la noche, pues aprovecha el silencio y la soledad de estas horas para concentrarte.
  • Leer, subrayar o resaltar, hacer lecturas rápidas, luego lecturas de comprensión y redactar resúmenes te ayudarán mejor a memorizar contenidos útiles.
  • Revisa los modelos de exámenes que aplican las universidades, incluso explora plataformas y aplicaciones que simulan pruebas de selectividad.
  • Busca, especialmente, las que se relacionen con tu área de interés, es decir, que se estén asociadas con la carrera universitaria que desees cursar.
  • Si quieres cursar una carrera científica, pero sientes que tienes algunas debilidades, busca un tutor, un profesor o un compañero que domine los temas en los que no te sientas seguro, para que te explique y puedas tener métodos para afrontarlos.
  • Si tienes tiempo, busca un orientador que pueda guiarte en un plan de estudios que se adecúe a tus circunstancias, a tu horario, a tus capacidades, etc. Lo mejor es estar acompañado de una persona que ofrezca experiencia y consejos útiles.
  • Descansa adecuadamente y el tiempo necesario. El cuerpo y la mente requieren reposar, estabilizarse y recuperarse. No obligues al organismo a someterse a jornadas largas de lectura y estudio si no estás bien concentrado, pues estarás perdiendo el tiempo.
  • Realiza esquemas y resúmenes de textos clave. Clasifica y divide los temas por área. Puedes hacer una selección de textos que consideres relevantes y memorizarlos.

triunfar en la Universidad

Tranquilidad y concentración

  • Los días cercanos al examen, aliméntate bien, esto es, suficiente y balanceado, y el día antes come liviano, especialmente alimentos cuya digestión no interfiera con la exigencia mental a la que estarás sometido.
  • En estos casos se debe comer poca grasa, más frutas, fibra, carbohidratos y proteínas suficientes.
  • Evita el alcohol, cigarrillo, café y cualquier sustancia que altere el sistema nervioso, afecte el sueño y el funcionamiento del organismo.
  • Cuando llegue el día, procura estar tranquilo. No tomes muy en cuenta las experiencias de otros que consideres te puedan afectar tu desempeño en la prueba.
  • Lleva todos los implementos que requieras y estén permitidos.
  • Lee con detenimiento los enunciados del examen, concéntrate en cada pregunta. Si detectas alguna que no consigas responder, pasa a la siguiente, y una vez puedas, vuelve a esta, es posible que en el ínterin tu cerebro haya dado con la respuesta.
  • No dejes de responder ninguna pregunta. Es probable que al momento de leer el enunciado no tengas clara la respuesta en tu mente.
  • Trata de escribir, en modo borrador, las ideas que consideres adecuadas, y después puedes ir complementando la respuesta con ideas secundarias que refuercen y den forma a la respuesta.
  • Porta un reloj y lleva el tiempo de cada parte. Recuerda que al tener el tiempo limitado, lo mejor que puedes hacer es adminístralo bien ser eficiente.

Debes tener confianza en ti mismo; evitar las inseguridades. Recuerda que 100% del éxito de la prueba depende de tu desempeño.

COMPARTELO
Share



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *