Debes estar bien enfocado en tu objetivo para conseguirlo
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
definir un objetivo

Cualquiera sea la etapa de nuestra vida siempre debemos definir un objetivo; una persona sin objetivos ni metas puede considerarse muerta. Cuando nos fijamos unas metas lo más conveniente es enfocarnos y marcar un rumbo que nos lleve hacia esas metas, al logro del objetivo que tenemos como plan.

En Residencia Montepríncipe tenemos objetivos específicos que hemos identificado, siempre enfocados en el bienestar de nuestros residentes para apoyarlos en el logro de sus propias metas. Cada estudiante universitario tiene un objetivo y hacia allá dirige sus esfuerzos diarios para alcanzarlo; cada día una tarea, una acción, una actividad y por lo tanto asciende un escalón para llegar a la meta.

¿Por qué es importante definir un objetivo?

Definir un objetivo nos da la oportunidad de organizar nuestra vida, nos ayuda a saber qué vamos a hacer, cuáles son los pasos a seguir y cuándo debemos avanzar. Además, definir un objetivo, cualquiera que sea, nos da la posibilidad de establecer metas en el corto y mediano plazo, es decir, cumplir con tareas que nos acerquen cada vez más a alcanzar el objetivo.

Tener objetivos definidos nos motiva y nos emociona diariamente, al tiempo que nos ayuda a eliminar en mayor proporción la incertidumbre acerca de nuestro futuro, y nos da seguridad sobre el dominio y superación de los obstáculos que aparezcan en el camino.

Al definir un objetivo le damos señales al cerebro para que, de manera relajada, identifique las acciones que debemos hacer, las tareas a realizar.

Cuando decidimos definir un objetivo, es decir, el qué de nuestra vida, y trabajamos en el cómo, dónde y cuándo estamos abriendo un mundo de posibilidades para ponernos en acción.

Si vemos el futuro como algo que no depende de nosotros, como algo fortuito, que obedece al destino, sobre lo que no tenemos ningún control o como algo que va a suceder y ya, seremos como una nave al garete.

¿Podemos cambiar?

Todos podemos hacer cambios en nuestra forma de pensar, darle un vuelco a nuestras vidas y definir un objetivo que nos ponga los pies en la tierra para comenzar a trabajar en alcanzarlo. Solo debes pensar que este es el momento para hacer algo diferente y que tomes las riendas de tu propia vida.

Tu plan de objetivos puede ser individual o colectivo, como familia o como grupo de trabajo, de estudio, etc., lo que en definitiva enriquece las relaciones con las personas con quienes trabajas, y eso también te da motivación para alcanzar metas.

El cerebro es el timón que guía la ruta, el camino, y para llegar a donde quieras es importante definir un objetivo, saber a dónde quieres ir, trazar un plan y enfocarte en él para lograr ese objetivo.

Sin un plan elaborado con conciencia y dejándolo por escrito, tendrás dificultades para alcanzar tus metas y sencillamente no lograrás objetivo alguno, pues no habrás identificado nada y no trabajarás por nada.

¿Cuál es la mejor manera de organizarnos para ser más productivos?

¿Cómo definir un objetivo?

Cualquiera sea la trascendencia, definir un objetivo significa mirar tanto en retrospectiva como en perspectiva, es decir, mirar el pasado y visualizar el futuro, para identificar qué debes hacer para alcanzarlo. Cuando miramos al pasado nos damos cuenta de qué hemos hecho, qué tenemos y qué nos falta para lograr nuestro objetivo, y si miramos al futuro visualizamos el resultado de las acciones que debemos realizar en el presente. No se trata de anclarnos, lamentarnos o sentirnos culpables por aquello que hemos hecho o dejado de hacer en el pasado, sino de superarnos, levantarnos y trabajar en función de ese objetivo.

Conviértete en la mejor versión de ti mismo

Definir un objetivo implica prepararse, esforzarse, asumir riesgos, tomar acciones y enfocarse, lo cual es clave para cualquier tipo de meta que te propongas. Sin embargo, es importante tomar en cuenta que requieres tener una mentalidad abierta, una actitud de logro donde el planteamiento sea ser parte de la solución, tener en cuenta que surgirán dificultades que se deben enfrentar y superar. También es necesario que tengas una estrategia, un plan, una ruta que te lleve por el camino indicado para alcanzar el objetivo.

Pasos para definir un objetivo

¿Qué quieres?

Lo primero que debes identificar es qué deseas lograr; cómo te ves en el futuro una vez hayas alcanzado ese objetivo, cómo cambiaría tu vida, qué cosas harías de forma diferente.

¿Qué harás?

El segundo paso es qué harás para lograr ese objetivo; si es necesario estudiar tendrás que dedicarle tiempo al estudio, a obtener el conocimiento necesario para lograrlo.

¿Tienes una estrategia?

El tercer paso es tener claro cuál es tu estrategia para lograrlo. Puede que no sepas todo lo necesario, y es parte de tu responsabilidad investigar, preguntar, leer para saber cómo desarrollar estrategias que te acerquen al objetivo, y no pensar que es imposible o que no vas a poder.

Diseña planes de contingencia

El cuarto paso es tener planes de contingencia, por si algunas de tus estrategias no funcionan, y si es necesario replantearlas para llegar al objetivo.

 Delimita el tiempo

El paso cinco es definir una fecha, puede ser aproximada; pues delimitar la fecha te ayudará a llegar tu objetivo. Muchos piensan en que algún día van a lograr una determinada meta, la prosperidad y estabilidad financiera, la creación de una empresa, etc. Lo mejor es escribirlo, ponerle una fecha, dos o tres años, revisarlo frecuentemente y analizar cómo vas con respecto a lo planteado, qué has hecho para acercarte a tu objetivo.

Determina los resultados

Piensa en qué vas a estar viviendo, cuál es la manera de saber si lo estás alcanzando. Si tu meta es, por ejemplo, perder peso, debes decir en cuánto tiempo lo vas a lograr y cómo vas al cabo de 20 días, un mes, dos meses; medir tu progreso y saber qué esperar con los siguientes pasos que des.

Esto te permite tener en el presente un objetivo que está en el futuro pero que obedece a un plan y a un resultado diario. Cualquier meta requiere enfocarse en aquellos elementos, pasos y acciones para conseguirla.

COMPARTELO
Share



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *