▷ ¿Estudiar en la universidad y trabajar al mismo tiempo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
¿Estudiar en la universidad y trabajar al mismo tiempo?

Estudiar en la universidad y trabajar para ganar dinero extra o ayudar con la economía familiar, exige organización para cumplir con los estudios y con el trabajo de forma eficiente. No puedes descuidar ni uno ni otro porque entonces te estarás desviando de tu objetivo de obtener un título universitario, y tampoco obtendrás el dinero que necesitas para sufragar tus gastos total o parcialmente.

La ubicación de la Residencia Monteprincipe es una ventaja para estudiar en la universidad y trabajar. Tienes acceso a Madrid, donde podrías encontrar buenas oportunidades laborales, a través de la red de transporte de metro y autobús, y hacia la universidad donde estudias.

Sí puedes estudiar en la universidad y trabajar

Es complicado, pero es posible llevar los estudios universitarios y el trabajo dando el rendimiento adecuado en ambos. Lo deseable es que tu carrera universitaria te apasione y que el trabajo, independientemente de si tiene que ver o no con tus estudios, te guste lo suficiente como para sentirte motivado y alejado de disgustos. Si el trabajo te apasiona también, ¡pues mucho mejor!

Organízate para compaginar universidad y trabajo

La organización es la base para tu buen desempeño y para minimizar el estrés de tener que repartir tu tiempo y esfuerzo entre los estudios y el trabajo. Desde el mismo momento en que aceptas un empleo tienes que tomar en cuenta los horarios, por supuesto que no sean coincidentes con los de la universidad. Lo ideal para ti como estudiante universitario sería escoger un trabajo a media jornada o con horario flexible.

También estima el tiempo que invertirás en los traslados de la residencia o la universidad al trabajo, o del trabajo a la universidad cuando tengas clases después de tu jornada laboral.

Los días que libres, aprovéchalos al máximo para adelantar el estudio y repaso para los exámenes, y los trabajos o proyectos que tengas que entregar próximamente.

Te será útil llevar una agenda, sea manual o una aplicación, para marcar fechas claves en la universidad, incluir alertas,  y tener ordenadas por prioridad todas las actividades que debes cumplir.

No mezcles estudio y trabajo

Parte de la organización que debes tener es no mezclar estudio y trabajo. No lleves trabajo pendiente a la residencia, ni pretendas hacer tareas de la universidad en el trabajo. Intenta ser todo lo eficiente posible en tus horas dedicadas a una y otra actividad para que no se te acumulen tareas y te veas en la obligación de robar tiempo a estudio o trabajo.

Dentro de la separación que debes conservar, es recomendable que estudio y trabajo mantengan espacios distintos. No juntes documentos, papeles ni archivos; cada actividad en su lugar.
Hospedaje para estudiantes en Madrid

No quieras hacerlo todo tú

No pretendas abarcarlo todo ni en el trabajo ni en la universidad. Trabajar en equipo y confiar en tus compañeros es clave para afrontar el reto de estudiar en la universidad y trabajar.

Si tienes que delegar, hazlo; si tienes que compartir tareas, no lo dudes. No quieras dar más de lo que puedes. Pero, atención, tampoco des menos, no se trata de aprovecharte de los demás, sino de ser eficiente con el tiempo y responsable en el cumplimiento de tareas laborales y deberes universitarios.

Mantén buenas relaciones

Otro consejo para llevar trabajo y universidad de la mejor forma, es mantener buenas relaciones con tus compañeros en ambos lugares. Sé respetuoso con tus compañeros y superiores, comunicativo y receptivo a la crítica constructiva. La buena actitud te ahorrará dosis de estrés que no necesitas agregar a tu vida de universitario.

En la universidad es conveniente que cuentes con un círculo de amigos que puedan echarte una mano con los apuntes, por ejemplo, si llegas a faltar por causa del trabajo. Sé siempre agradecido y colaborador con ellos cuando estés en posición de devolverles el favor.

Tanto en el trabajo como en la universidad es bueno que sepan que eres un estudiante que trabaja. Generarás empatía y comprensión, sin que eso signifique que tengas que sacar ventaja de tu posición.

Cuida tu alimentación

Si vas a estudiar en la universidad y trabajar al mismo tiempo debes cuidar tu alimentación e hidratación durante tu jornada. Los estudios universitarios demandan un gasto de energía importante que debes suplir con una alimentación equilibrada.

Si le sumas el trajín de un trabajo, tienes que prestar todavía más atención a cómo te estás alimentando. Piensa en que debes aportarle a tu cuerpo los nutrientes, vitaminas y energía suficientes para que no se vea afectado tu rendimiento y no te gane la fatiga.

Es posible que tus horarios de las comidas se alteren, o que tengas que alimentarte de prisa. Ten a mano meriendas saludables, como frutas, yogur o frutos secos, de manera de que mantengas el balance de tu organismo mientras llega la hora de comer o cenar.

Descansa y diviértete

No todo puede ser estudio y trabajo. El tiempo de descanso y de ocio es necesario para reducir el estrés, despejar la mente y recargar baterías. Asegúrate de dormir lo suficiente para descansar tu cuerpo y mente, y de divertirte con salidas o simplemente leyendo, oyendo música o haciendo ejercicio. Lo importante es que realices una actividad que no tenga que ver con el estudio ni el trabajo para que logres desconectar.

Beneficios de trabajar y estudiar

Estudiar en la universidad y trabajar al mismo tiempo tiene sus ventajas que van más allá de obtener una remuneración a cambio de tu esfuerzo.

  • Ingresos para mantener tus gastos o parte de ellos, o ingresos extras para contribuir a las finanzas familiares o ahorrar para un objetivo específico (un viaje, la compra de un ordenador, por ejemplo).
  • Te proporciona experiencia laboral y en relaciones humanas.
  • Si el trabajo está relacionado con tu carrera, contarás con un valor agregado en tu currículo.
  • Un trabajo te ayuda a ser productivo, organizado y disciplinado.
  • Desarrollas habilidades de comunicación, trabajo en equipo, liderazgo y gestión del tiempo.
  • Ganas independencia y tu autoestima se fortalece.
  • Valoras más tu esfuerzo y la recompensa que obtienes.

COMPARTELO
Share



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *