¿Qué hacer en vacaciones? - Residencia Monteprincipe
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
vacaciones diferentes

A la vuelta de la esquina está el verano y con él todas las ganas de desconectarnos de la rutina, de dejar a un lado las obligaciones, los libros, los chats de asignaturas y tareas. Descargarnos con actividades que nos despejen la mente y nos proporcionen placer y emoción. Muchos de nuestros residentes están de vacaciones de verano, algunos han vuelto a casa de su familia, otros optan por planificar unas vacaciones diferentes.

Nada mejor para el cuerpo y el alma que alejarnos de las ciudades y las urbes y disfrutar de otras opciones de entretenimiento. Actualmente se han vuelto una tendencia las vacaciones sostenibles, las cuales pueden ir acompañadas de organizaciones no gubernamentales que planifican paseos, caminatas y actividades recreativas que además de distraernos también vienen seguidas de acciones ecológicas para mantener el ambiente, sin duda un modo de pasar unas vacaciones diferentes.

Vacaciones sostenibles

vacaciones sosteniblesIr a la playa, al campo o a la montaña son actividades donde también se puede poner en práctica la sostenibilidad, si tenemos en mente siempre la conservación de los espacios naturales. ¿Cómo lo hacemos? Procurando no dejar basura ni desperdicios en los sitios que visitemos. Si vas a la playa, uno de los lugares que más se disfrutan, recuerda llevarte toda la basura que produzcas, como empaques de alimentos, envolturas, botellas, latas, anillas de gaseosas, y en general, todo lo que la marea se pueda llevar mar adentro y afectar la fauna y la flora marina.

Si se trata de unas vacaciones diferentes que incluyan paseos a la montaña, no dejes tu huella en los senderos ni en los lugares donde acampes, pues tú no serás el único en visitar estos lugares, así que solo imagina, si cada quien se relaja y no tiene conciencia de lo que va dejando a su paso, pronto estos lugares se convertirán en vertederos de basura, lo cual alterará la flora, la fauna y alejará a los visitantes.

Otra opción para vivir y disfrutar unas vacaciones diferentes es participar en voluntariados, los cuales están en tendencia debido a que organizan viajes que incluyen acciones que se hacen en colectivo, conoces otras culturas, al tiempo que disfrutas de diversidad de espacios haciendo actividades satisfactorias al ayudar a otras personas.

Infórmate sobre cómo aprovechar al máximo unas vacaciones diferentes en un país extranjero que incluya destinos completamente desconocidos y paseos de aventura.

Actualmente existen lugares donde hacer voluntariado en India, Camboya, Tanzania, Nepal y Tailandia y proyectos de viajes diseñados para estudiantes universitarios, viajeros y mochileros, con la idea de vivir y conocer las culturas nativas, hacer trekking por parajes desconocidos pero emocionantes, probar otros sabores, descubrir costumbres y experimentar emociones mientras disfrutas de unas vacaciones diferentes, sin olvidar ese comportamiento ambiental que has procurado en tu casa, en tu residencia o en tu campus universitario.

¿Qué incluyen las vacaciones diferentes haciendo voluntariado?

Los voluntariados pueden incluir actividades desde enseñar a leer y escribir a niños de países emergentes, como ayudar en granjas en cultivos y siembras autóctonas de pueblos africanos, o desarrollar proyectos de emprendimiento con oficios autóctonos en comunidades desconocidas, mientras visitas destinos famosos o desconocidos, aprendiendo sobre los diferentes modos de vida, así como de la cultura, patrimonio y costumbres.

lugares para visitar

Recuerda que no importa el sitio que visites, el entorno y el ambiente deben ser respetados y cuidados así como lo hacemos en nuestro país. Nuestras vacaciones diferentes, pueden incluir que nuestra conducta con el entorno sea el que siempre practicamos. No hagas nada que pueda dañar el ecosistema y mantén el comportamiento amigable con el medio ambiente para disfrutar de unas vacaciones sostenibles.

Vacaciones de familias con adolescentes

Si hay algo que nos toma por sorpresa es el crecimiento de nuestros hijos. En un abrir y cerrar de ojos pasan de ser unos niños tiernos y dulces a ser unos críticos y fustigadores en todos los sentidos, lo cual representa un verdadero desafío para nuestros planes de verano, y, actualmente, según los expertos en esta etapa difícil,  se ha adelantado la edad para conductas propias de los adolescentes de 17 y 18 años, pero que ahora comienzan a los 13 y 14 años.

Si en la familia hay adolescentes, lo mejor es planificar actividades donde todos disfruten, y reservar espacio y tiempo para este grupo.

Existen montones de actividades que se pueden hacer. La idea es listar aquellas en las que todos puedan disfrutar, dejar momentos para ellos, y, de ser preciso, permitir la compañía de un amigo o varios con los que comparta los gustos.

Puede haber días de buceo, snorkel o submarinismo, pues a nadie le disgusta explorar el fondo marino, conocer especies de peces y otros animales que viven en las profundidades del agua.

También se puede permitir que los adolescentes tengan una agenda que puedan compartir, como por ejemplo, dejarles unas horas a la semana para que exploren por su cuenta el destino al que decidieron ir en familia.

Si tu hijo está pegado todo el día del Smartphone o a cualquier otro dispositivo, es bueno negociar las horas que les dedique a estos aparatos; la idea es que comparta con la familia y con sus amigos a través de las redes sociales.

A los adolescentes también se les puede asignar la ubicación, a través de Internet, de los sitios de interés para visitar en ciudades y pueblos que son nuevos para la familia, que desarrollen actividades de entretenimiento organizadas por ellos, como juegos de grupos, recreativos o deportivos, o bien que seleccionen el restaurant que quieren visitar para probar nuevos menús.

Aunque tengamos la necesidad de pedirles unos días en familia, es normal que ellos quieran pasar más tiempo con gente de su misma edad, por eso la recomendación es llegar a un acuerdo en el que todos ganemos y disfrutemos de unas vacaciones diferentes. Este período se va muy rápido, para nuestros gustos, y pronto la rutina volverá y con ella solo el recuerdo de unas vacaciones que pudieron ser fenomenales pero que no lo fueron por la intransigencia del grupo.

COMPARTELO
Share



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *