¿Cómo evaluar si un máster merece la pena? - Residencia Montepríncipe
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
un máster merece la pena

Con el grado culminado, hay mucha preocupación de parte de los estudiantes sobre su futuro a nivel laboral, debido a que el mercado es cada vez más exigente y obliga a la especialización, razón por la cual un 60% de los graduados opta por seguir estudiando para mejorar su empleabilidad. En este punto, cursar un máster se convierte en una de las opciones más lógicas.

No obstante, la elección de un master es una tarea que requiere de un análisis importante por múltiples razones, entre ellas la economía, ya que se trata de un desembolso importante de dinero. Otro punto en el que debemos detenernos a pensar, es si el programa de estudio realmente tiene salida en el mercado laboral.

Para responder a las dudas de algunos huéspedes de nuestra residencia universitaria y conocer si un máster merece la pena, nos dimos a la tarea de recoger una serie de consejos para ayudarles en la elección del máster adecuado y las señales que garantizan la calidad del mismo. Por supuesto, la decisión de cursar un máster es personal y depende exclusivamente de las aspiraciones del estudiante a mediano y largo plazo.

un máster merece la pena

Escoger el máster apropiado: consejos fundamentales

La oferta de máster resulta cada vez más intensa, con diversas instituciones ofreciendo programas de estudios avanzados y bastante atractivos. Solo el estudiante tiene la posibilidad de conocerse a sí mismo y evaluar su capacidad monetaria para saber si puede enfrentar el compromiso que representa el cursar un programa de estudios avanzados de este tipo.

Algunos consejos fundamentales que podemos ofrecer para simplificar la ardua tarea de elegir un máster que se adapte a las necesidades del estudiante, serían los siguientes:

  • ¿Qué es lo que deseas hacer?

Esta es una pregunta básica que cualquier estudiante debería realizarse y responderla en función a dos criterios esenciales: fortalezas individuales y salidas profesionales deseadas al culminar los estudios de especialización. No todos los programas de estudio son ideales para todo tipo de persona y hay que ser sinceros al momento de elegir, para evitar perder tiempo y dinero.

  • Complementariedad o especialización

Los máster suelen tener dos intereses bastante opuestos, ya que unos van dirigidos hacia la especialización en un área del conocimiento, profundizando en la carrera universitaria, mientras que otros buscan complementarla con una formación transversal que cubre otros ámbitos que no fueron tocados dentro del grado profesional. Tendrás que pensar en la dirección a tomar.

  • ¿Dónde cursar esta clase de estudios?

En España existe una gran variedad de escuelas de negocios y universidades que ofrecen programas de especialización de gran calidad, algunos de los cuales han optado por la formación online o programas académicos híbridos, lo que permite que cualquiera pueda cursar un máster y adaptarlo a su disponibilidad de tiempo, mientras que algunos optan por estudios en el extranjero.

  • Buscar una institución prestigiosa

Los rankings que se encargan de medir la reputación de las principales escuelas de negocios del mundo son un buen indicador de prestigio. Es fundamental que el estudiante indague con paciencia sobre la reputación de la institución, e incluso, si tiene la posibilidad de contactar con estudiantes egresados del mismo programa de estudio, sería útil para conocer su experiencia.

Señales que garantizan que un máster merece la pena

Las escuelas de negocios y las universidades de prestigio suelen tener un compromiso enorme con la calidad de sus programas de estudio, manteniéndolos actualizados y respondiendo a las necesidades reales del mercado laboral. No obstante, hay que estar alerta a las señales que garantizan la calidad de un máster, ya que también abundan las propuestas mediocres.

Algunas de las señales que todo estudiante debería considerar para determinar la calidad de un máster, se pueden resumir en la siguiente lista:

  1. Calidad del profesorado

¿Quiénes son los profesionales que imparten la instrucción? ¿Cuál es su trayectoria profesional y qué reconocimientos académicos poseen? Si puedes responder con facilidad a estas preguntas, con una respuesta satisfactoria, hay grandes probabilidades de que la formación ofrecida por el máster sea de alta calidad.

  1. Experiencia de la institución en el área del conocimiento elegida

Si bien el prestigio general de la universidad o escuela de negocios es clave en la tarea de verificar la calidad del programa de estudios, debe haber una relación entre la experiencia de la institución y el área del conocimiento seleccionada. Es importante que la institución tenga suscritos acuerdos y convenios con empresas del sector para incentivar el crecimiento profesional del egresado.

  1. Reconocimientos y acreditaciones

El título al cual se aspira debe gozar de amplio reconocimiento tanto a nivel nacional como internacional, por parte de las empresas más prestigiosas del sector. Además, los programas de estudios deben estar reconocidos por el Ministerio de Educación de España, así como ANECA, EFQM, ACNSS y otras agencias de acreditación.

  1. Metodología flexible

Sabemos que este programa de estudios es intenso, mucho más acelerado y exigente que una carrera universitaria. No obstante, la metodología utilizada debe adaptarse a las necesidades del estudiante moderno, siendo esta la única forma en que se pueda aprovechar realmente la formación recibida.

  1. Prácticas y bolsa de empleo

Una de las características más solicitadas por los participantes de esta clase de programas de estudio, es la posibilidad de acceder a prácticas profesionales y participación en una bolsa de empleo con la cual asegurar el ingreso al mercado laboral. Esta clase de vinculación entre las instituciones y empresas del sector es de gran valor para los egresados jóvenes y sin experiencia.

Tal como has podido observar, para saber si un máster merece la pena, se requiere de un profundo análisis. Es una inversión con todo el potencial de ser redituable a mediano y largo plazo, siempre que se tomen las decisiones correctas y se realice la elección del centro de estudios y el programa de especialización apropiado a los intereses del estudiante.

En cualquier caso, se trata de un camino satisfactorio que conduce al crecimiento personal y profesional, razón por la cual muchos deciden asumir este nuevo reto a penas culminando su grado profesional.

COMPARTELO
Share



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *