Día Europeo de la Protección de datos - Residencia Monteprincipe
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Día-Europeo-Protección- datos

¿En algún momento te has detenido a pensar que en Internet están todos tus datos? Sí, así es. Número de identificación, nombre, edad, lugar de residencia, número de teléfono, correo electrónico, absolutamente todo lo que se debe saber sobre ti está allí, ¿por qué? La respuesta es muy sencilla, somos ciudadanos que ejercemos la ciudadanía y esta no puede configurarse de manera aislada, debe estar siempre en concordancia con los códigos de la sociedad y esta a su vez reposa –casi- de manera entera en Internet.

No tengas miedo de esto, no tienes por qué correr luego de leer este artículo a intentar borrar toda tu huella digital; porque en resumidas cuentas será prácticamente imposible. Desde el año 2006 se celebra todos los 28 de enero el Día Europeo de la Protección de Datos, fue una iniciativa de la Comisión Europea, los entes encargados de la proyección de datos de los países miembros de la Unión Europea y el Consejo de Europa. Se escogió precisamente esta fecha ya que el 28 de enero de 1981 se inició el convenio n° 108 del consejo de Europa; siendo la primera herramienta que trascendía fronteras, vinculante, que se adoptó en materia de protección de datos.

Una residencia de estudiantes en Madrid es un excelente nicho para la discusión de este tema, que toca a todas los usuarios de la web por igual. En 2016 el Parlamento Europeo ha aprobado la propuesta legislativa en materia de protección de datos hecho por la Unión Europea, que plantea el otorgamiento a los ciudadanos el poder decisorio sobre sus datos privados.

¿Qué es la protección de datos?

Básicamente este día -28 de enero- es una forma de captar la atención de los usuarios/ciudadanos de la importancia que existe en el suministro de datos, que pudieran filtrarse, distribuirse, obtenerse, sin que existieran canales regulatorios para semejante evento, que pudiera ser una verdadera catástrofe para cualquier persona, empresa, institución u organismo.

Actualmente estos riesgos pudieran estar en aumento, por motivo de redes sociales y migración de instituciones estadales a la web, las personas se ven diariamente ante una creciente petición de datos para la creación de perfiles que permitan la gestión de actividades que hace algún tiempo pudieron haber sido simplemente físicas.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha valorado como positivo esta iniciativa de innovación al marco legal para salvaguardar datos, que se mantenía vigente desde el año 1995, un período en que sin duda la transmisión de datos se duplicó de manera estrepitosa. Es preciso señalar que la AEPD se ha convertido en vanguardia en este ámbito, países latinoamericanos le toman como referencia y copian su modelo para obtener resultados similarmente exitosos.

Este tema pudiera tornarse problemático, porque existe en Internet una sensación de anonimato; pero definitivamente no lo es así, a pesar de que se utilicen seudónimos, existen registros, como el mismo equipo desde donde se ingresa que rompen con esa falacia del anonimato. En la web interactuamos muchas veces con seres igualmente humanos. Cuestión esta que no debería sorprendernos, ya que este debería ser una de las constantes búsquedas, la humanización de la web.

Equipos móviles y su peligrosidad

Recientemente se ha desatado en el mundo una polémica por los métodos de espionaje que ha puesto en marcha la National Security Agency (NSA) en Estados Unidos, contra estados latinoamericanos y europeos, incluso ciudadanos estadounidenses, arrojando así grandes cantidades de información –de carácter secreto- que pudieran representar una flagrante violación a los derechos consagrados en las leyes que regulan este tema.

Sucede que casi el 50% de las búsquedas que se hacen en la web, son a través de equipos móviles, esto da una muestra de qué está sucediendo aquí; la mayoría de los usuarios está utilizando sus móviles para organizar sus vidas y hacer mediante el móvil muchas cosas que en el pasado solo era posible hacerlas de manera física.

Sucede que, por ejemplo, si eres de los que ama Whatsapp, podrías estar amenazado, porque la plataforma de Whatsapp resguarda sus servidores en Estados Unidos, es decir que son susceptibles de espionaje por parte de la NSA.

dia-proteccion-datos-residencia-monteprincipe-

No se trata de proscribir por completo la utilización de equipos móviles, al contrario, estos han facilitado muchos aspectos de la vida común, se procura en todo caso una democratización de las Tecnologías de Información y la Comunicación (TIC’s); sin embargo a partir de la masificación de su utilización se generan algunos retos que deben ser atendidos cuanto antes.

Por ejemplo el marco legal de la protección de datos debe engrosarse cada vez más, porque la tecnología es uno de los pocos campos de estudio que jamás detiene su andar, está en constante mutación y por lo tanto se debe procurar mayor amparo para los usuarios, según lo expone la abogada consultora en protección de datos, Sandra Ausell Roa.

Big Data

La conjunción de todos estos datos conforman la Big Data, es decir patrones en masa, en donde están expuestas las conductas de los usuarios, que a su vez representa un gran atractivo para grandes corporaciones, porque a partir de ellos pueden crear una especie de mercadeo superior, incluso con más precisión que en el pasado y que en resumidas cuentas no genera ningún rédito para los usuarios, al menos no de manera directa; la exposición de estos datos se convierte de a poco en una forma de control social, al que las personas deberían poder escapar, incluso más allá del mismo hecho de poder aceptar o no los “términos y condiciones” al momento de una suscripción.

¿Cómo se protegen los datos?

Lo primordial está en reconocer que los datos personales son totalmente secretos y que por tanto se pueden ejercer los derechos ARCO (Acceso, Rectificación, Cancelación, Oposición); sobre todo hay que recordar que para proteger los datos, lo primordial es la prevención y cuidar nuestra identidad digital.

Suministrar solo los datos necesarios para una suscripción es vital, así como vigilar siempre lo que publicas en redes sociales. Resguardar las contraseñas es una excelente forma de protegernos. Hay que tener cuidado de no utilizar accesos públicos de redes tipo WIFI para suministrar datos personales y por último, leer con detenimiento los términos y condiciones de cualquier servicio que deseemos adquirir.

COMPARTELO
Share



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *