Días de puertas abiertas en el CEU - Residencia Monteprincipe
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
puertas abiertas

Los días 24 de febrero y 10 de marzo son días de puertas abiertas al campus del CEU San Pablo. Ocasión especial dirigida a los futuros estudiantes y a sus padres para conocer las opciones de estudios, familiarizarse con los espacios y obtener información de primera mano acerca de los planes, carreras, métodos de evaluación y todos los datos asociados con la vida académica.

Es también la oportunidad de conocer la Residencia Montepríncipe, residencia universitaria donde están las comodidades que busca todo estudiante universitario cuya vida académica está por empezar. Entre los campus cercanos a la residencia se encuentra el de esta importante universidad.

En los jardines de la residencia Montepríncipe

Las jornadas de puertas abiertas te ayudan a conocer todas las opciones de estudios universitarios que ofrece CEU San Pablo. Allí podras aclarar dudas en cuanto a la formación que te espera, a los amigos que tendrás, a los grupos que conformarás y a toda la experiencia que tendrás haciendo vida universitaria en este lugar.

Para nadie es un secreto la dificultad que se presenta al culminar los estudios de bachillerato y enfrentarse a un sinfín de opciones de universidades, carreras, ciudades, residencias, especialmente si aún no tienes nada en mente, pues el horizonte de posibilidades es infinito y requiere de cierto autoconocimiento y hasta un poco de ayuda para centrarte y tomar la mejor decisión.

Justamente, los días de puertas abiertas pueden ayudarte a distinguir, visualizar y evaluar todas las opciones, comparar y tener a mano la posibilidad de seleccionar la carrera que desarrollarás y con la cual saldrás como un profesional al servicio de la sociedad.

Elegir universidad

Si te llegó el tiempo de inscribirte en una universidad y aún no has decidido nada en torno a ese futuro inmediato al que estás expuesto, aprovecha los días de puertas abiertas y enfócate en la selección. La idea es que visualices no solo el tiempo inmediato, sino tu vida en el largo plazo, haciendo el trabajo que te guste, con el que ayudes social y económicamente a tu país y en el que te desarrolles holgadamente percibiendo un buen sueldo o siendo dueño de tu propio negocio.

Algunos consejos para escoger la carrera y la universidad están relacionados con tu vocación, con tus fortalezas y debilidades: si eres bueno en matemáticas, si te atraen otras ciencias como la física, química o biología, o si eres más tecnológico y prefieres la ingeniería en cualquiera de sus áreas.

puertas abiertas

Muchos fracasos y deserciones académicas se deben justamente a que no se tomó la mejor decisión, debido a la presión del tiempo o a pensar que se puede estudiar una carrera por empatía con otra persona. Otros jóvenes optan por cambiar de carrera, lo que incluye tiempo y recursos perdidos.

Lo ideal es escoger y atinar desde el principio, para lo cual debes considerar, además de tus intereses y aptitudes, tus convicciones sobre el tipo de trabajo que te gustaría desempeñar una vez graduado y las opciones de la carrera en el campo laboral; también debes considerar si puedes desempeñarte como profesional más allá de las fronteras de tu país, y de ser así, qué posibilidades tiene la carrera que cursarás en hacer programa de intercambio, lo cual le dará mayor valor agregado a tu paso por la universidad.

Si quieres acertar en la escogencia de tu carrera, debes empezar por identificar las universidades y delimitar el número de instituciones que mirarás con detenimiento, para lo cual te puede ayudar la identificación de una posible carrera y las universidades que la impartan; allí también es importante observar y comparar los programas académicos de cada una.

Otro factor importante son los costos, si debes poner un límite a este elemento, es probable que excluyas de tus opciones aquellas instituciones que exigen pago elevado. Recuerda que, además de los gastos universitarios, están los costos de residencias, libros, tabletas, computadoras, y demás útiles necesarios para tus clases y exámenes.

Explora la opción de las becas, ya que muchas instituciones universitarias ofrecen este beneficio a estudiantes, quienes deben mantener un buen promedio académico; o la posibilidad de combinar estudios y trabajo a medio tiempo.

Otros criterios que debes considerar son el prestigio de la institución, lo cual va a determinar el nivel de exigencia y la calidad de la formación. En cuanto al profesorado, investiga aspectos de su calidad profesional, si están conectados con la investigación, si hacen divulgación o publican en revistas científicas de prestigio, o si están relacionados con el mundo industrial y ofrecen servicios o asesorías a empresas nacionales e internacionales. Estas características dan solidez a los profesores y consecuentemente son transmitidas a sus estudiantes; además, pueden ofrecer relaciones y conexiones con el mundo laboral, incluso antes de que egreses como profesional.

Los días de puertas abiertas te dan la opción de ver las instalaciones, la dotación de los laboratorios, salas, bibliotecas, medios técnicos, salones de informática, zonas de esparcimiento, áreas deportivas, aulas para prácticas, áreas de servicios, atención a la salud, entre otros, todos elementos relevantes para enfocarte en rendir académicamente.

Otras características que debes tener presente son la ubicación geográfica, el tamaño del campus, las actividades programadas para realizar a lo largo del año, la vida social que promueve, y las opciones de hacer actividades extracurriculares como conformación de clubes estudiantiles que exploren la ciencia, el deporte, cultura, entretenimiento, danza, teatro, cine, entre otros.

Elegir residencia universitaria

Y si existe un factor trascendente en la vida del estudiante universitario ese es la residencia, lugar donde pasará buena parte de la carrera y del cual dependerá no solamente el rendimiento académico, sino la tranquilidad y el descanso que todo estudiante requiere.

Algunos elementos que se deben tomar en cuenta son: la cercanía al campus, las áreas en las que puedas estudiar, descansar y relajarte, los servicios que ofrece (agua, luz, televisión por cable, conexión a Internet, lavado de ropa, etc.), el acondicionamiento de las habitaciones, las normas y restricciones, si son convenientes para tus hábitos de estudio o si divides el tiempo entre trabajo y academia, el precio, y, muy especialmente, los compañeros con los que compartirás espacios y actividades.

COMPARTELO
Share



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *