La importancia del voluntariado - Residencia Monteprincipe
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
La importancia del voluntariado

¿Alguna vez te has preguntado lo que significa ser un voluntario o el valor que tiene hacer voluntariado?

Ser voluntario es ceder un poco de tiempo, dinero, habilidades, capacidades y experiencias a otras personas que necesiten de todas esas condiciones y más. En nuestra Residencia de Estudiantes hay muchos residentes que participan en el voluntariado universitario, como una forma de retribuirle a la sociedad la oportunidad de formación y educación que tienen.

Muchas organizaciones han sido creadas para hacer voluntariado en diferentes partes del mundo con el objetivo de movilizar voluntarios que contribuyan con las poblaciones a que superen problemas, situaciones difíciles o crisis.

Existen muchas formas de hacer voluntariado, solo basta con tener la información adecuada y explorar individualmente con cuáles de nuestras fortalezas como personas o profesionales podemos colaborar.

Una de las experiencias más notables que puede tener una persona en la vida es ser voluntario, pues con esta acción está contribuyendo y fomentando la solidaridad, al tiempo que sirve de ejemplo para que otras organizaciones y personas se sumen a la causa.

mentor

Día Internacional de los voluntarios

Desde el año 1986, cada 5 de diciembre se celebra el Día Internacional de los Voluntarios (DIV), decretado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, con la idea de que haya mayor conciencia de la contribución de los voluntarios, lo que estimulará a que más personas se incorporen a ofrecer sus servicios como voluntarios, tanto en sus propios países como en el exterior.

El voluntariado universitario

Si estudias una carrera universitaria, probablemente ya te habrás dado cuenta de que existe un entorno que tiene adversidades, con comunidades que no viven en condiciones óptimas y que existen muchas organizaciones que trabajan con personas discapacitadas, niños huérfanos, ancianos olvidados, localidades con escasez de servicios básicos, entre otros problemas.

Por supuesto, que antes de explorar cómo hacer voluntariado siendo estudiante universitario, debes priorizar tus actividades académicas para dedicarle unas cuantas horas a la semana a formar parte de algún grupo de voluntarios.

Si ya has avanzado en la carrera, seguramente tendrás más herramientas que te serán útiles a la hora de llevar a cabo el voluntariado, como por ejemplo, organizarse para la elaboración de proyectos y ayudar a comunidades en la consecución de recursos económicos; trabajar en equipo, identificar oportunidades para cruzar cuadros de necesidades versus organizaciones y fundaciones que aporten capital, crear redes de ayudas bien sea dentro o fuera de la ciudad, entre otras.

También existe información sobre voluntariado internacional que te puede servir para decidirte a viajar a otros países, incluso a otros continentes y ayudar en acciones como por ejemplo, alfabetización, salubridad, conservación de la naturaleza, apoyo médico, entre otras.

¿Cuáles son los beneficios de ser voluntario?

  • Hacer voluntariado tiene beneficios que disfruta tanto el que ayuda como quien recibe la ayuda.
  • Hacer labores de voluntarios te ayuda a sentirte mejor, desde el punto de vista mental y físico, pues estás haciendo una actividad en la que exploras situaciones nuevas y que ponen a prueba tus habilidades y destrezas y tus fortalezas corporales, en casos de que atiendas emergencias.
  • También sirve para conocernos mejor. Al salir de nuestra zona de comodidad experimentamos situaciones ajenas y realidades desconocidas en las que debemos emplear lo que estamos aprendiendo en la Universidad y a solucionar con nuestras ideas e iniciativas, lo que sin duda dará satisfacción por el logro alcanzado.
  • Asimismo, ser voluntario nos da la opción de conocer a otras personas, de estar en contacto con gente que necesita ayuda y con otras que compartan nuestras mismas curiosidades e intereses.
  • Establecer redes de apoyo que fortalezcan las acciones que realizamos es otra de las ventajas de ser voluntario, así como permitir mantenernos ocupados, y al final, sentir la sensación de contribuir con causas nobles.
  • Además, estas obras nos permiten obtener conocimientos nuevos, pues aprendemos a movernos en terrenos con los que no estamos familiarizados, donde nunca hemos estado o que ni siquiera imaginábamos que existían.
  • Una persona que ha sido voluntaria tiene ventajas a la hora de ser un profesional y de optar por un empleo, pues muchas empresas ven en el voluntario la capacidad de enfrentarse a desafíos sin esperar por una retribución.

Si quieres hacerte voluntario, busca información suficiente para que te centres en un área donde seas capaz de ayudar de verdad; concéntrate en un sector y con el tiempo te volverás un experto en cuanto a trato, búsqueda de soluciones, identificación de programas de ayudas económicas, organizaciones y fundaciones que contribuyan en causas comunes.

Existen empresas que asumen causas sociales como parte de su responsabilidad con el entorno. Explora esta posibilidad para hacer de tu voluntariado una acción más sólida que contribuya a ayudar a más personas.

Cualquiera sea tu habilidad, tu fortaleza, tu formación, siempre tendrás algo para dar a quienes estén en desventaja social o económica.

La importancia del voluntariado

Principales características de un voluntario

Ser voluntario significa realizar actividades donde están implicados diversos valores, como son la empatía, esa capacidad de ponerse en los zapatos del otro para entender lo que está viviendo, solidarizarse con su condición y ayudarlo a superarla.

Altruismo o filantropía: Este es uno de los valores más relevantes de un voluntario, pues se trata de una actitud que reduce las vulnerabilidades y aumenta las probabilidades de superación de personas, sin que haya retribución. Los altruistas son personas que ponen razón y emoción en lo que hacen con la idea de ayudar a sus semejantes.

Existen formas de hacer voluntariado, y según éstas, es bueno que identifiques cuál te vendría bien hacer:

  • Las formales: Que se realizan a través de organizaciones y fundaciones donde eres un integrante que estarás bajo supervisión y respondiendo a un cronograma o calendario de actividades, bien sea dentro o fuera de tu ciudad.
  • Las informales: Las que se crean entre grupos de conocidos o amigos para ayudar en una causa puntual, como, por ejemplo a la hora de una catástrofe natural, ayudar a recolectar agua, medicinas, acopiar ropa, calzado, cobijas, alimentos, etc.
  • La virtual: Que consiste en usar herramientas, plataformas y aplicaciones para, ayudar a otras personas cualquiera sea su ubicación.

 

COMPARTELO
Share



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *