▷¿Sabes cómo organizar tu día? - Residencia Monteprincipe
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
¿Sabes cómo organizar tu día?

Cuando estás cursando un grado universitario, especialmente si estás comenzando, el factor tiempo, probablemente, es uno de los que menos tienen importancia, y es básicamente porque aún no ha llegado la hora de la presión de los exámenes, por lo que tampoco hayas procurado organizar tu día.

Sin embargo, al comenzar los estudios siempre está el consejo de buscar una residencia universitaria cercana a la institución donde asistamos, porque el tiempo en traslados puede jugar en contra de nuestros propósitos académicos. Ese detalle de vivir cerca de donde estudias es clave, así como determinante es el hecho de organizar tu día.

Hacer una buena gestión del tiempo

Tener conciencia de las horas que vas a dedicar a estudiar, leer, asistir a clases, descansar, dormir, alimentarte, practicar algún deporte y cultivar amistades, es tener una visión de la gestión del tiempo. Esto debes tenerlo muy en cuenta, y cumplir lo que te propongas para alcanzar las metas establecidas; es decir, dedicar tiempo a cada actividad dependiendo de la importancia que tenga para ti.
afrontar exámenes

Organizar tu día implica

Buscar más información

Dedicarle el tiempo necesario a los contenidos y materias vistos en clase, ampliar conceptos, buscar más información y complementar lo que te han dado en el aula es lo mejor que puedes hacer para aprovechar tu asistencia a clases.

Aprovechar los apuntes

Cuando estés en clases procura aplicar una aforismo del yoga: el aquí y el ahora, para que tengas una máxima concentración y saques más provecho de tus actividades. Toma apuntes, permanece con los cinco sentidos dispuestos para el aprendizaje y verás que tendrás más claridad a la hora de abordar los temas, bien en los debates y discusiones o cuando estés estudiando para los exámenes.

Haz un cronograma de actividades

Todas las actividades que te propongas hacer apúntalas en tu agenda (para lo cual hay muchas aplicaciones que puedes descargar), y dependiendo de la prioridad que les des, dedicarás el tiempo que consideres necesario. Mantente firme con cada una de las actividades que te plantees hacer y sé sincero si piensas que no la necesitas o que sencillamente no tienes tiempo para hacerla.

Procúrate un ambiente adecuado

Cuando estás en una residencia universitaria tienes varios espacios que puedes aprovechar para hacer tus tareas, investigar, estudiar, leer. Identifica ese espacio, procurando que sea cómodo, esté bien iluminado y acondicionado para que evites interrupciones. Si ese lugar es tu propia habitación, haz que sea lo suficientemente cómoda para dedicarte de lleno a tu estudio y concentrarte fácilmente, pues esto también forma parte de organizar tu día.

Identifica cuándo rindes más

Hay personas que son más ágiles y despiertas en las noches, otras tienen mejor disposición mental y física en las mañanas. Trata de identificar ese momento del día en que eres más productivo y haz tus deberes y lecturas en esos lapsos para aprovechar mejor el tiempo.

Evita el estrés

No vale la pena estresarse, pues eso aumentará tu ansiedad y limitará tu capacidad de concentración. Lo mejor es organizar tu día con antelación y disponer de todo lo necesario para hacer tus obligaciones académicas sin que te agobie el tiempo, ni que tengas que salir por apuntes o herramientas y equipos a última hora.

Aléjate de las redes sociales

Si vas a utilizar Internet o cualquier otro recurso de comunicación, procura no caer en la tentación de revisar las redes sociales, a menos que te aporten algún dato o elemento necesario para tus estudios. Las redes sociales son uno de los distractores más frecuentes, y muchas veces permitimos, de forma inconsciente, que invada nuestro tiempo y nos haga desviar del propósito de investigar, leer, comprender e interpretar, lo que redunda en una pérdida de tiempo.

Procura hacer otras actividades

A la par de asistir a clases, estudiar en casa, alimentarte bien, leer temas relacionados o no con el grado que estés sacando, identifica una actividad, deportiva o recreativa, que te distraiga de tus obligaciones. Es posible que esto ponga tu agenda más apretada, pero también hará que tengas capacidad y disposición de organizar tu día.

No pierdas tiempo

Una vez que hayas organizado tu día sabrás qué tiempo tienes disponible para cada cosa. Evita perder el tiempo en visitas innecesarias a amigos, en leer información que no vas a aprovechar, en ver programas que no te aporten nada o en hacer actividades solo por pasar el tiempo.

Haz todo con tiempo

No dejes para última hora la preparación para un examen, ni la revisión de bibliografía y documentos que sabes que serán cruciales para esas pruebas. Trata de cumplir los pasos y plazos que has planificado para alcanzar una meta inmediata, eso te dará satisfacción y la seguridad de que estás haciendo bien las cosas.

Tómate tu tiempo para descansar y dormir

El descanso y el sueño son tus mejores aliados para reponer fuerza y energía, tanto intelectual como física. Estos factores no deben faltar a la hora de organizar tu día, pero son clave para tu buen desempeño académico.

Aliméntate bien

Una buena alimentación también forma parte de organizar tu día, pues comiendo en el momento preciso con las cantidades y proporciones balanceadas en el menú, te evitarás contratiempos y malestares digestivos.

Busca un espacio para el esparcimiento y la recreación

No todo puede ser estudio, tareas, asistencia a clases, compromisos, debes hacer un espacio para socializar, salir con tus amigos, ir al cine; tener momentos de distensión es recomendable para despejar la mente y sentir que puedes manejar varios aspectos de tu vida.

Cuida tu salud

Una vida sana también es sinónimo de buena gestión del tiempo, pues esto implica la conjunción de llevar una buena alimentación (balanceada y nutritiva), hacer actividades deportivas y estar tranquilo porque respondes de manera adecuada a tus obligaciones.

Si quieres aprovechar al máximo la universidad y obtener buenos resultados académicos, debes cuidar tu salud física, mental y emocional. No abuses del alcohol, el cigarrillo, la cafeína ni de las bebidas energizantes. Si te sientes agobiado o estresado puedes buscar ayuda y orientación profesional.

COMPARTELO
Share



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *